Leupold DeltaPoint Pro 2,5 MOA

Leupold DeltaPoint Pro 2,5 MOA

Diseñado para maltratarlo

Soporta fuertes retrocesos, es muy resistente, sumergible hasta los 10 metros y se puede montar en todo tipo de armas largas y cortas. Es el Leupold DeltaPoint Pro 2,5 MOA, un moderno y diminuto visor de punto rojo, ideal para abatir blancos en movimiento a corta distancia.

Texto y fotos: Juan Francisco París.

Los “puntos rojos” sin aumentos, como es el caso del Leupold protagonista de estas notas, no pueden competir para disparar con precisión lejos con los visores telescópicos porque, además de carecer de aumentos, a partir de una determinada distancia el punto tapa gran parte del blanco.

Sin embargo, a corta distancia los visores de punto rojo no tienen rival, especialmente sobre blancos en movimiento, porque sobre los de aumentos variables presentan cuatro importantísimas ventajas que han hecho que se impongan y que cada día se utilicen más en armas tácticas, de defensa, de tiro y de caza, éstas últimas en terrenos en los que se sabe que, por sus características, se van a tener que usar cerca o muy cerca.

FOTO 1 - Con el visor y la montura se suministra una cubierta protectora de goma y las herramientas para montarlo, además de las instrucciones y batería CR2032 que faltan en la foto: dos tornillos Torx y su llave para fijar el visor a la montura, llave T15 para fijar el visor al carril y llave Allen 1/6 para desmontar la placa trasera.

Efectivamente, la distancia al ocular de este tipo de miras es ilimitada, por lo que se pueden montar en el arma en la posición que mejor nos convenga.

Además, se pueden usar con los dos ojos abiertos y están libres de error de paralaje, por lo que el usuario no tiene que preocuparse de encarar viendo todo el campo visual: solo tiene que colocar el punto sobre el blanco y disparar. Da igual como caiga el rifle en el hombro: donde señala el punto rojo va el tiro.

Y no menos importante, son pequeños y añaden tan poco peso y volumen al arma que quienes las usan no notan su peso. Particularmente, cuando se utilizan en un rifle de caza es, casi, como cazar con alza y punto de mira, pero sin el inconveniente de tener que alinear el alza con el punto.

FOTO 2 - Es un visor muy ligero y pequeño como se puede apreciar en la foto, comparado con un cartucho del .30-06. Pesa 54 gramos con batería y mide 46 x 33 x 33 mm.

Por todo lo expuesto, cada vez los utilizan más todo tipo de usuarios, no solo cazadores y tiradores, sino también las fuerzas de seguridad y los ejércitos lo que ha obligado a las empresas a crear modelos que, sobre todo si se diseñan para usos militares o defensivos, son cada día más precisos, más fáciles de utilizar y más resistentes.

FOTO 3 - Se comercializan montajes muy firmes para todo tipo de rifles, escopetas y armas cortas. En la imagen, monturas bajas para rail Weaver/Picattiny. Los salientes que tiene en las esquinas encajan en la base del visor para que, una vez que se atornilla a la montura, éste no se mueva.

Construido para maltratarlo

Y este es precisamente el caso del visor de punto rojo DeltaPoint Pro, pues se trata de un diminuto visor réflex que ha sido diseñado para usos militares y de defensa, aunque se puede utilizar en cualquier tipo de arma deportiva (rifles de cerrojo, semiautomáticos, de palanca, escopetas…), que es tan resistente que Leupold afirma que “ha sido concebido para maltratarlo” porque:

– Es estanco e impermeable (sumergible hasta los 10 metros) y por tanto se puede usar diluviando y no deja de funcionar si el arma se cae al agua, etc.

– Su armazón de aluminio de calidad aeronáutica está protegido por una envuelta o cubierta de acero, de color negro mate, que lo protege contra golpes y caídas.

– Y la pantalla posee un revestimiento anti-reflejante y resistente al rayado de grado militar.

FOTO 4 - El punto rojo tiene un tamaño de 2,5 MOA, adecuado para todos los tipos de armas en los que puede utilizarse. Su intensidad se puede ajustar en 8 niveles que permiten verlo nítido sin que moleste a cualquier hora del día o de la noche.

También es muy pequeño y ligero: solo mide 46 x 33 x 33 mm y pesa 54 gramos con pila, pero sin montura. Digo sin montura porque Leupold comercializa modelos en kit con montura y herramientas de montaje (como la versión que aparece en las fotos, que se ofrece con una montura alta para rifle tipo AR compatible con cualquier rail Picatinny), así como el mismo visor sin montura y, por separado, todo tipo de monturas para poder usarlo en cualquier tipo de rifles, escopetas o armas cortas: bajas o altas tipo AR para rail Picatinny/Weaver, montajes específicos para armas cortas, que, como el visor, distribuye Borchers.

FOTO 5 - El armazón de aluminio del DeltaPoint Pro y su pantalla están protegidos por una cubierta de acero. Es sumergible hasta 10 metros y la lente esférica de la pantalla posee un recubrimiento DiamondCoat antirreflejante y resistente al rayado (grado militar).

Fácil de utilizar

Justo detrás de la pantalla se encuentra la tapa de la batería CR2032, que es de larga duración porque los circuitos electrónicos del visor están diseñados para maximizar su vida útil.

Para abrir la tapa no se necesitan herramientas: solo hay que desplazar hacia el exterior una retenida que se encuentra situada en el costado izquierdo del armazón.

Y sobre la tapa de la batería va instalado un interruptor, tipo pulsador, que permite conectar, desconectar o regular la intensidad del punto rojo de forma muy fácil.

– Para conectarlo solo hay pulsarlo y soltarlo.

– Una vez que es visible, su intensidad se puede ajustar con 8 niveles que permiten distinguirlo de noche o a cualquier hora del día. Para aumentar un nivel el brillo solo hay que pulsar y soltar el interruptor y cada vez que se hace esto el nivel de brillo aumenta o disminuye hasta alcanzar el valor de ajuste más alto o bajo, según este programado el aparato, momento en el que el punto parpadea 5 veces.

– También es posible cambiar el sentido de ajuste, es decir, conseguir que cada vez que se pulse el interruptor el brillo deje de aumentar o disminuir o al revés y para lograrlo solo hay que mantener presionado el botón de encendido durante 2 segundos y soltarlo.

– Y para desconectar el DeltaPoint Pro, se presiona el botón de encendido 3 segundos o más y cuando se vuelva a utilizar el punto éste lucirá y su intensidad aumentará o disminuirá como la última vez que se utilizó. Así de fácil.

FOTO 6 - Visor, montura, llave y tornillos que permiten fijarlo en la parte superior de ésta.

Cabe añadir que, para ahorrar batería, el visor posee un sensor de movimiento patentado MST (Motion SensorTechnology) que cuando no se usa durante 5 minutos lo desconecta (o mejor dicho, lo pone en reposo) y lo vuelve a conectar cuando detecta movimiento. Y también que el punto tiene un tamaño medio estudiado para conseguir buenos resultados en tiros apuntados o en movimiento con los distintos tipos de armas en los que se puede montar: 2,5 MOA a 100 yardas (unos 64 mm de diámetro a 91, 44 metros).

FOTO 7 - Tras fijar el visor en la montura, el conjunto se monta en el raíl apretando con la llave correspondiente los tornillos T15 que tiene en un costado. Especialmente en los raíles Weaver/Picatinny el montaje no tiene dificultad.

Preciso y fácil de montar

Los mandos de ajuste son precisos y están graduados por click. Consisten en dos tornillos con ranura que no se pueden accionar con los dedos. Hay que usar un destornillador o un útil similar que encaje en las ranuras. El de ajuste en altura se encuentran sobre la parte trasera de la carcasa y el de deriva en el lateral derecho. Modifican el punto de impacto a razón de 1 MOA por click y están marcados con flechas y letras que indican la corrección: “Up” (arriba) y R (derecha).

Otra característica del DeltaPoint Pro es que es muy fácil de instalar y que permite hacer un montaje muy firme, especialmente en rifles con raíl de montaje Weaver/Picatinny que es, precisamente, el tipo de montura más universal y que más nos interesa como cazadores.

Efectivamente, la base del visor está diseñada para que encaje y una vez atornillada a la montura, no se pueda mover, utilizando solamente dos tornillos Torx (situados delante y a ambos lados del mando de corrección en altura). Y a continuación, todo el conjunto visor-montura se fija en el raíl apretando los tornillos T15 que tiene normalmente la montura en un costado. Digo normalmente porque Leupold comercializa monturas DLOC AR con las que no es necesario usar herramientas para instalarla en los raíles.

FOTO 8 - En la parte de atrás se puede instalar un alza pensada para ofrecer mayor seguridad a los usuarios de armas cortas en caso de que falle la batería. Se vende por separado.

Y, como curiosidad para nosotros los cazadores pero muy útil para los usuarios de armas cortas, añadir que en el costado trasero del armazón se encuentra una placa que, en caso de utilizar el visor en una pistola, se puede desmontar y en su lugar instalar un alza de hierro que se compra por separado. Se puede usar con el punto rojo o, en caso de que falle o se agote la batería, con el punto de mira del arma. Una vez instalado, el alza prolonga un poco la longitud total del visor, razón por la que la cubierta o tapa del visor es un poco más larga que éste.

Sin duda, un original detalle de seguridad Leupold.