Kahles Helia TI 35

Kahles Helia TI 35

Nuevo térmico de caza muy fácil de manejar

Kahles presentó a finales de 2021 el monocular Helia TI, que ya está disponible en España distribuido por Borchers, S. A. Se trata de un producto expresamente diseñado para cazar que es muy ergonómico, resistente y, sobre todo, muy sencillo y fácil de manejar.

Texto y fotos: Juan Francisco París.

Con el nombre genérico de Helia TI la prestigiosa firma austriaca ha puesto en el mercado dos monoculares térmicos que tienen en común que son muy fáciles de manejar y poseen las mismas dimensiones, peso, tecnología y zoom óptico 1-4x, pero se diferencian por el diámetro del objetivo, campo de visión y ampliación óptica.

Uno es el Helia TI 25, el más útil para realizar observaciones en espacios abiertos porque posee un objetivo de 25 mm y tiene 1,7x que le proporciona un campo de visión de 26 metros a los 100 m.Y el segundo es el Helia TI 35, que es la versión protagonista de este artículo. Se diferencia del Helia TI 25 porque su objetivo es de 35 mm, tiene 2,3 aumentos y un campo de visión de 19 m a los 100 m, más útil para identificar presas, pues al tener más aumentos y menos campo se pueden visualizar con mayor detalle con la ayuda del zoom.

FOTO 1 - Todas las funciones del monocular se activan y seleccionan con dos únicos mandos de presión situados en línea sobre su carcasa. Es muy fácil de manejar.

Características destacables

Los Helia TI miden 198x68x63 mm, solo pesan 430 gramos y han sido expresamente diseñados con las funciones imprescindibles que se necesitan para cazar y con una carcasa especialmente estudiada para que el cazador los pueda manejar cómodamente con una sola mano, incluso en condiciones adversas porque también son resistentes a los golpes y a las temperaturas extremas (funcionan a temperaturas comprendidas entre -20 y + 50 grados centígrados y, por supuesto, no se empañan).

Aunque aparentemente su diseño exterior es alargado y similar al de la mayoría de los monoculares del mercado, los Kahles TI son más ergonómicos y más fáciles de utilizar. El cuerpo, que está forrado en goma antideslizante de color negro y marrón, no es redondeado, sino que tiene forma rectangular para que no ruede si se apoya sobre una superficie con pendiente. Además, es más estrecho cerca del ocular para que se adapte mejor a la mano.

FOTO 2 - Poseen objetivo de enfoque manual, que es de 35 mm en la versión Helia TI 35.

En la parte superior solo tiene dos botones de control dispuestos en línea, en vez de los cuatro o cinco que tienen los monoculares de otras marcas.

El objetivo, de 35 mm en el caso del TI 35, se enfoca girándolo y el ocular posee una rueda que sirve para ajustar la nitidez de la pantalla.  

El corazón de ambos Helia TI es su sensor de óxido de vanadio (Vox) que tiene una resolución de 384x288 píxeles de 17μm con sensibilidad térmica de 35 mK, lo que lo coloca en este aspecto en una posición de ventaja con respecto a otros monoculares de su gama.

FOTO 3 - El enfoque de la pantalla se realiza girando la rueda dentada que se aprecia en la foto, centrada en el ocular.

Poseen una pantalla Oled de alta resolución (1024x768 píxeles) que permite visualizar las imágenes térmicas con una gran calidad y nitidez de detalle, así como un detector de movimiento y de inclinación (función Automaticlight) que desconecta momentáneamente la pantalla cuando el monocular está en reposo o el usuario no lo utiliza para observar, pero vuelve a conectarse al más mínimo movimiento. Sin duda, todo un detalle que contribuye a alargar su batería interna de iones de litio, que tiene una vida de unas ocho horas.

Todas las funciones con dos botones

Los Helia TI solo tienen un zoom 1x-2x-4x, tres paletas de colores (White Hot, Black Hot y Red Only) y un menú muy simple con cuatro opciones que puede ajustar el usuario (brillo, contraste, activar o desactivar Automaticligh y la calibración de la nitidez de la imagen) más una quinta que solo proporciona información del dispositivo y, por tanto, a efectos operativos no sirve para nada. Pues bien, todas estas funciones se contralan con sus dos únicos mandos de presión.

FOTO 4 - Detalle del puerto USB para cargar la batería con el cable que se entrega como accesorio. Tiene tapa y está localizado en la base, cerca del ocular.

Para utilizarlo lo primero que hay que hacer es conectar el aparato pulsando el botón trasero, el más cercano al ocular, de forma prolongada hasta que se ilumine la pantalla de inicio (aparece el logo de Kahles y la palabra Helia TI) que es muy importante verla de forma nítida porque en caso contrario no conseguiremos tampoco ver nítidas las imágenes térmicas que aparecen unos dos segundos después. Para verla nítida, como con cualquier otro monocular, solo hay que girar la rueda del ocular hacia la derecha o hacia la izquierda. 

Lo siguiente es apuntar hacia el objeto o paisaje que queremos observar y enfocarlo girando el objetivo hasta conseguir verlo con detalle.

Lo veremos con una paleta de color (White Hot) pero si queremos visualizarlo con otra solo tenemos que pulsar brevemente el mismo botón trasero o de encendido porque cada vez que se oprime la paleta de color cambia a Black Hot, luego a Red Only y de nuevo a White Hot, etc.  

FOTO 5 - Los Helia TI se suministran con una funda protectora de neopreno, entre otros accesorios.

El zoom se utiliza presionando el botón delantero: cada vez que se pulsa pasa de 1x a 2x y de 2x a 4x y, si lo pulsamos una tercera vez, vuelve a 1x.

Y si queremos acceder al menú, solo hay que pulsar prolongadamente el botón delantero hasta que aparezcan las opciones en la pantalla que se seleccionan con el botón delantero y se modifican con el trasero. Así de fácil.

Rápido y muy nítido

He probado el Helia TI 35 en interiores y en exteriores tanto de día, como al atardecer y de noche.

Lo que más me ha gustado es que, como es muy simple, te acostumbras rápidamente a manejarlo. Y más importante aún, si se ajusta bien la nitidez de la pantalla y se enfoca perfectamente el objeto, reproduce imágenes que permiten identificar cualquier tipo de blanco e incluso, dependiendo de la paleta que usemos, distinguir muchos detalles de su cuerpo o superficie, por ejemplo, las irregularidades de la corteza de los troncos de los árboles. Solo tiene tres paletas de colores, pero son suficientes.

FOTO 6 - Con la nitidez de la pantalla bien ajustada y con el blanco enfocado, la calidad de imagen y detalle es excelente.

Curiosamente, Kahles no indica en las instrucciones (guía rápida) ni tampoco en la documentación que manejo cuál es la distancia de reconocimiento ni la de identificación ni detección, ni por supuesto he logrado determinarla y, por esta razón, no se indican en las especificaciones. Sin embargo, por las pruebas que he hecho en los mismos escenarios y sobre los mismos blancos con otros monoculares térmicos, pienso que es suficiente para cazar de noche o con poca luz.   

También me ha parecido ergonómico pues por la forma que tiene su carcasa los dedos alcanzan con facilidad y con una postura cómoda los dos mandos de presión.

Por otro lado, aunque por sus dimensiones no se puede calificar de compacto, es ligero y se puede portar cómodamente colgado del cuello o en una mochila o bolsillo amplio sin que añada peso al equipo.

FOTO 7 - La carcasa tiene forma rectangular. Se ajusta perfectamente a la mano e impide que el monocular se deslice si se deposita sobre una superficie inclinada.

En suma, un nuevo monocular térmico diferente a los demás que tiene solo lo que se necesita para cazar y la calidad de una empresa de reconocido prestigio, ahora también en el campo de la visión térmica. 

Especificaciones

Kahles Helia TI 35

Tipo: Monocular térmico.
Pantalla: OLED con sensor de inclinación y movimiento que la desconecta y conecta automáticamente de alta resolución (1024 x 768 píxeles).
Resolución del sensor de alta sensibilidad: Vox de 384 х 288 @ 17μm
Sensibilidad térmica: -35 mK
Diámetro del objetivo: 35 mm.
Aumentos: 2,3x.
Zoom digital: 1-4x.
Campo de visión a los 100 m: 19 m.
Dimensiones: 198x68x63 mm.
Peso: 430 gramos.
Otras características destacables:
Diseño ergonómico, ligero e intuitivo de fácil mejo: solo tiene dos botones de control y un menú de tan solo cuatro apartados que permite personalizar los ajustes de contraste (brillo, contraste, calibración de la nitidez de la imagen y Automaticlight) más un quinto que proporciona información sobre las características del dispositivo. Tres paletas de color: White Hot, Black Hot y Red Only que se seleccionan rápidamente, pulsando el botón de encendido, sin tener que entrar en el menú. Carcasa cubierta de goma antideslizante de color marrón y negro. Objetivo con enfoque manual. Rueda de enfoque de la pantalla centrada en la concha del ocular +/- 4 dioptrías. Resistente a los golpes y apto para condiciones climáticas y temperaturas adversas: es impermeable, no se empaña y funciona entre -20 y + 50 grados centígrados. Batería de iones de litio recargable incorporada con vida útil de hasta 8 horas. Se suministra con tapa para el objetivo, correa de transporte, funda protectora de neopreno, cable de carga USB-C, guía rápida de uso, instrucciones de seguridad y garantía por 3 años.

Nota: Disponible también en versión TI 25 con objetivo de 25 mm. Tiene el mismo, peso y dimensiones y características generales su objetivo es de 25 mm, la ampliación de 1,7x y su campo de visión es de 26 m, por lo que es más adecuado para observar grandes áreas.