Remington 700 PCR en .308 Win. El rifle polivalente.

Remington 700 PCR en .308 Win. El rifle polivalente.

Analizamos en nuestro BLOG uno de los rifles de cerrojo de más éxito en nuestro país, se trata del Remington 700 PCR. En esta ocasión, probaremos la versión más popular en calibre .308 Win, un cartucho que es un auténtico comodín para caza y el tiro deportivo. Aunque también está disponible en 6,5 Creedmoor, un cartucho que está teniendo una rápida aceptación y crecimiento en nuestro país. Decíamos que era un rifle polivalente porque, aunque posee una innegable estética táctica, tiene un muy buen desempeño para cazar y se está convirtiendo en uno de los rifles más populares para las competiciones de Precision Rifle Series (PRS).

Remington ha echado toda la carne en el asador con este rifle, tecnológicamente hablando, pero aun así con todo no es un rifle caro. Ahora mismo, existe una oferta desde el distribuidor para el modelo en .308 Win, por el que es posible hacerse con uno nuevo por poco más de 1.500 €. Si algo distingue a esta arma, es el empleo de un chasis de aluminio, el primero que fabrica la marca norteamericana. Porque si bien, ya conocíamos el Remington 700 Tactical Chassis, el chasis empleado en aquel era de un tercero, concretamente del fabricante canadiense Modular Driven Technologies (MDT).

Características estructurales

El rifle tiene una longitud de 1.117,6 mm, de los cuales 610 mm (24”) corresponden al cañón. El chasis de aluminio y el cañón de contorno semi-pesado, hacen que el peso del arma se vaya hasta los 4,760 Kg. Bien es cierto que esto último es más de lo que cabe esperar por ejemplo para recechar, pero en su descargo hay que decir que se siente y maneja más ligero de lo que en realidad es. A cambio, tenemos un rifle con una precisión extraordinaria, con grupos alrededor del medio MOA para cinco disparos, empleando munición comercial de calidad. Algo que podremos apreciar en el apartado de la prueba de precisión.

Remington 700 PCR dimensiones

FOTO 1 - A pesar de sus dimensiones y peso, se siente muy cómodo a la hora manejarlo

El chasis

Como comentábamos en la introducción, una de las grandes aportaciones en este rifle, es el empleo de un chasis de aluminio de fabricación propia. El motivo de este cambio, además de las ventajas funcionales que ahora comentaremos, hay que buscarlo también en criterios comerciales. Ya que, de un tiempo a esta parte, están proliferando las soluciones de terceros y se están haciendo muy populares, especialmente entre la comunidad de tiradores. Innegablemente hay una aportación estética de carácter táctico, que resulta muy del gusto de los aficionados a las armas.

Un chasis metálico aporta una innegable rigidez al conjunto, que como sabemos, redunda en la precisión. Las culatas de polímero de calidad llevan una cama de aluminio interna, añadiendo otra variable más a la ecuación de la precisión. El chasis simplifica este aspecto, pero no quiere decir que sea más rígido, porque otras culatas empleadas por Remington como H-S y Bell and Carlson, ofrecen un magnífico rendimiento. Muchos expertos coinciden en que, un chasis de calidad media, es superior a una culata media o básica. Pero que, entre un chasis de calidad y una culata de calidad, es cuestión de preferencias y pequeños matices funcionales.

Remington 700 PCR Chasis

FOTO 2 - Es el primer Remington con un chasis de fabricación propia

Lo que si ofrece un chasis es mucha versatilidad y personalización, ya que normalmente sigue estándares del mercado. En el caso del empleado por el Remington 700 PCR permiten el uso de piecerío de AR-15, como por ejemplo es la empuñadura y la culata Magpul o el guardamanos de ACC, manteniendo siempre actualizada nuestra plataforma a medida que estos accesorios evolucionan. También y lo que es más importante, a medida que nuestras necesidades cambian o buscamos un mayor rendimiento.

Remington 700 PCR Cargador

FOTO 3 - El chasis utiliza un cargador MAGPUL de polímero

La culata

La culata es unos de los productos de más éxito de MAGPUL desde el 2016, que es cuando fue presentada. Denominada Precision Rifle Sniper (PRS), se encuentra en la actualidad en su tercera generación. Remington consciente del crecimiento de esta marca, dentro del mercado de accesorios, decide establecer una colaboración con esta firma a partir del 2017.

MAGPUL es una empresa muy dinámica, que ha logrado hacerse un nombre desde su nacimiento en 1999. Todo ello gracias a innovadores productos, que abordan soluciones prácticas a problemas reales de los tiradores y a la evolución periódica de algunos de ellos. Uno de estos productos que evolucionan y mejoran, versión tras versión, es esta culata PRS.

Tengo que decir que inicialmente fue una culata pensada para su uso en rifles de tipo semiautomático, compatibles con la plataforma AR. Estos últimos utilizados habitualmente por tiradores designados o deportistas, pero que ha encontrado un perfecto acomodo en este polivalente rifle de cerrojo. La misma proporciona una ergonomía perfecta, ya que permite una adaptación ajustada a nuestra morfología y postura de tiro. Es posible ajustar la altura de la carrillera hasta 0,8” (20,32 mm) y su profundidad hasta 1,4” (35,56 mm). En el caso de la longitud de la misma, esta se puede variar desde las 11,5” (292,10 mm) hasta los 12,9" (327,66 mm).

Remington 700 PCR Culata

FOTO 4 - La culata es la Precision Rifle Sniper (PRS) de tercera generación de MAGPUL

Lo bueno es que no es necesario una herramienta tipo llave tipo Allen, sino que el ajuste se realiza a mano mediante dos ruedas dentadas. Estas son de aluminio y están acabadas con un recubrimiento anodizado MIL-A-8625F Tipo III clase 2, que les dota de gran dureza. En el caso de las guías, estas son de acero tratado con Melonite, buscando en ambos casos la máxima resistencia a la exposición medioambiental. Por lo demás, la culata está fabricada en polímero de alta resistencia.

Un aspecto que resulta especialmente interesante, son las posibilidades de colocación de la correa de trasporte de arma. Esta culata presenta numerosos orificios reforzados con aluminio donde colocar porta correas rotatorias. El más habitual, el orificio más retrasado, permite una colocación ambidiestra. Al mismo, le acompaña un soporte de lazada de 1,25” (31,75 mm) para las correas de este sistema. Además, tiene en su base dos segmentos de ranuras M-Lok, que dan mucho juego para colocar otro tipo de soportes para la correa, railes Picatinny o lo que será más habitual, un monopod.

Finalmente señalar la existencia de una generosa cantonera de goma de 23 mm ajustable en altura. La misma es realmente mullida, con lo que tiene una alta absorción del retroceso, el fabricante anuncia haberla testado con un calibre 50 BMG con óptimos resultados. Tiene un inteligente dibujo, tipo ranurado, que ayuda a mantener pegada la culata contra el hombro sin deslizamiento.

Remington 700 PCR Cantonera

FOTO 5 - La cantonera tiene generosas dimensiones y gran capacidad de absorción del retroceso

El cañón

El cañón del PCR es de 24” (610 mm), flotante y de contorno medio o semipesado (22 mm), hecho de acero al carbono y amartillado en frío. Esta técnica constructiva es la que se lleva utilizando hace años para toda la serie 700 y SEVEN. Termina en su extremo por una rosca con protector cubre-rosca, para la colocación del pertinente freno de boca o supresor. El acabado es un tratamiento denominado “Matte Blue”, algo menos resistente a la corrosión que el tradicional parkerizado de otros modelos, pero con la suficiente resistencia para aguantar cualquier inclemencia meteorológica.

Remington 700 PCR Rosca Cañón

FOTO 6 - La rosca tiene un paso de hilo de 1-1/16" x 16, el estándar en Remington

Lo que hace especial a este cañón, es su sistema de estriado de patrón ruso 5R, que le confiere unas propiedades especiales. La principal, es que disminuye el rozamiento del proyectil en el interior del cañón, al enfrentar crestas con valles y no crestas con crestas. Hay que reconocer que esto no es un invento nuevo, sino que fue de utilizado en producción en serie por primera vez con los Enfield británicos en el siglo XIX.

Pero donde brillaría especialmente, sería durante la Segunda Guerra Mundial, cuando los rusos la utilizarían de forma intensa, primordialmente como solución a la mala calidad de sus proyectiles. Las balas empleadas por estos tenían un bajo contenido en cobre, siendo su composición una dura aleación con acero, dados los graves problemas de desabastecimiento de materias primas. Ni que decir tiene que, una bala de acero se come el ánima con estriado tradicional de cualquier rifle, esta solución permitía alargar su longevidad.

Remington 700  PCR Cañón

FOTO 7 - El cañón de 24" (610 mm) es de estriado asimétrico de patrón ruso 5R

Este menor rozamiento entre proyectil y ánima del cañón, tiene una serie de consecuencias positivas o ventajas que a continuación enumeramos:

  • Mayor velocidad del proyectil en boca del cañón. A menor rozamiento, menor freno se ejerce sobre la bala y más velocidad alcanza. Comparándolo con un cañón de estriado simétrico de la misma longitud para un mismo proyectil.
  • Menor generación de calor. Menor rozamiento genera menos calor en el interior del cañón. Esto beneficia la precisión durante más tiempo, cuanto más calor alcanza un cañón más impreciso se vuelve.
  • Mayor intervalo de limpieza sin merma de precisión. Un menor rozamiento hace que se produzcan menos residuos, lo que supone conservar más tiempo la precisión del cañón durante más disparos, hasta que este se degrada por efecto de la suciedad.
  • Mayor facilidad en la limpieza. En relación con lo anterior, el ángulo obtuso entre la pared de la cresta y el valle, frente al ángulo recto tradicional, proporciona un acceso más fácil a la hora de limpiar.
  • Vuelo del proyectil más preciso. Al haber menos rozamiento y presión sobre el proyectil, queda menos marcado y por tanto tiene un vuelo más limpio.
  • Mayor longevidad del cañón. Un menor desgaste asegura un cañón preciso por más tiempo.

A tenor de lo expuesto, está claro que este cañón por sus características se mantiene más tiempo preciso y requiere menos mantenimiento que cualquier otro cañón de estriado tradicional. Es por ello, que no es de extrañar que esta tecnología esté implementada en los rifles usados por el ejército norteamericano en su plataforma M24 SWS.

El guardamanos

El guardamanos es también ciertamente atípico para un rifle de precisión, pero al igual que la culata, es un acierto. Fundamentalmente por dos razones, por la buena ergonomía y refrigeración que proporciona. Se trata en este caso de un este accesorio fabricado en aluminio de Advanced Armament Corporation (AAC). Algo comprensible por otra parte, ya que este conocido fabricante de bocachas y supresores, pertenece al grupo Freedom Arms, el mismo que Remington.

Remington 700 PCR Guardamanos

FOTO 8 - El guardamanos es de Advanced Armament Corporation (AAC), modelo Square Drop

El modelo elegido es el ACC Square Drop, que utiliza un sistema propietario de colocación de accesorios denominado Square Drop, pero que es compatible con el sistema key-mod. Frente a este último aporta algunas ventajas, como son la ligereza y mayor refrigeración del cañón. Algo que alcanza gracias a sus generosas perforaciones, mayores que las estandarizadas del key-mod. Por otra parte, es destacable su fácil montaje y desmontaje con tan solo dos tornillos, que facilita el mantenimiento del cañón.

Remington 700 PCR Guardamanos vista en detalle

FOTO 9 - El guardamanos gracias a sus generosas perforaciones tiene una muy buena refrigeración

La acción

Si hay una acción conocida en el mercado, esta es la del Remington 700, muy robusta, fácil de utilizar, de suave funcionamiento y sobre todo, muy segura. De sobra son conocidos los tres anillos que envuelven el culote de la vaina y que protegen al tirador de cualquier accidente por sobrepresión del cartucho. El primer anillo, está en la propia cabeza del cerrojo, que mantiene parte del culote de la vaina introducida en su interior, sujetándola mediante la uña extractora. Después de empujar el cerrojo, este se asentará en la parte posterior del cañón anclándose mediante dos sólidos tetones, esto conforma nuestro segundo anillo. Quedando todo este conjunto rodeado por parte del cajón de mecanismos, este es el tercer anillo.

El hecho de que el cañón este roscado a la acción y que el cerrojo encierre parte de la vaina del cartucho, es una característica que aporta gran rigidez, un apoyo más consistente y permite un perfecto alineamiento del cartucho en la recámara, lo que finalmente resulta en un mayor nivel de precisión. La prueba de la eficiencia y fiabilidad de esta acción, es que muchos fabricantes “custom” de rifles confían en ella para sus realizaciones personalizadas.

Entrando en detalles propios de este modelo PCR, son tres los aspectos propios destacables de este modelo. En primer lugar, la maneta de cerrojo, que en vez de acabar en plano, lleva una perilla roscada de uso más ergonómico y que permite una más rápida operación del cerrojo. Esta configuración se presta a una cómoda personalización, para aquellos que sean especialmente puntillosos con el tacto de la misma, acudiendo al mercado de terceros.

Remington 700 PCR Acción

FOTO 10 - La maneta del cerrojo lleva roscada una ergonómica perilla que facilita un rápido acerrojado

En segundo lugar, atornillado sobre la acción se ubica un rail Picattiny de serie, que representa un ahorro significativo frente a otros rifles de la competencia. Finalmente señalar que, trae un cargador MAGPUL de cinco cartuchos. Lógicamente es compatible con otros cargadores monohilera de este fabricante de mayor capacidad.

El disparador

El disparador es el conocido X-Mark Pro, sistema de disparo que se incorporó a la serie 700 en el 2007 y actualizado en el 2009. Es un disparador directo, sin prácticamente recorrido que rompe de forma muy nítida y prácticamente sin “Over-travel” tras la suelta del fiador. La versión empleada es la que tiene regulación externa del peso, siendo el que trae de serie 1,6 Kg, prácticamente el límite a la baja que se puede alcanzar regulándolo de forma manual.

Un peso que personalmente considero suficiente para la práctica cinegética de forma segura. Para aquellos que destinen el rifle para competiciones deportivas, BORCHERS dispone de un servicio de afinado, que se puede solicitar a través de su armería de confianza. De esta manera, se les entregará el nuevo rifle, con un disparador afinado para competición por un maestro armero certificado por Remington, con un peso de tracción de tan solo 0,8 Kg.

Remington 700 PCR Disparador

FOTO 11 - El disparador es el conocido X-Mark Pro con regulación externa y afinado desde el distribuidor a un peso de 0,8 Kg

Decir finalmente que este disparador está preparado para soportar la corrosión, ya que todas las piezas tienen un baño electrolítico plateado con base de níquel anticorrosión. Colateralmente, este tratamiento disminuye el rozamiento entre las piezas que conforman el grupo de disparo.

La prueba de precisión

La evaluación la realizamos sobre la distancia de 100 m en las magníficas instalaciones de Brezales Tiro en Cantabria, uno de los habituales campos de pruebas para los rifles que analizamos. Las condiciones atmosféricas fueron muy buenas, sin viento alguno, en un día soleado y una temperatura entre los 20° a 25°.

La posición de tiro fue sentado tipo Bench Rest, empleando un banco de tiro PRIMOS Group Therapy. El visor empleado fue un BUSHNELL FORGE 4,5-27x50 con retícula Deploy MIL en primer plano focal. Las anillas usadas fueron unas LEUPOLD. La munición fue original Remington Premier Match de 168 gr, la que habitualmente empleamos con los rifles de precisión en .308.

Remington 700 PCR Munición Remington Premier Match en .308 Win

FOTO 12 - La munición de precisión Remington Premier Match ofrece unos resultados excepcionales en este rifle

El fabricante garantiza precisión submoa para tres disparos, acompaña un documento de prueba para cada rifle, todos los rifles son probados con un sistema de prueba de precisión asistido por ordenador. Nosotros empleamos nuestro habitual protocolo de prueba realizando cinco disparos en menos de seis minutos, con descanso de 10-15 minutos entre series. Aunque al percatarnos de las magníficas agrupaciones que realizaba el rifle y lo relativamente poco que se calentaba el cañón, decidimos probar otro protocolo.

Remington 700 PCR Disparando

FOTO 13 - El Remington 700 PCR tiene una muy buena ergonomía

Así que realizamos tandas de cinco disparos en menos de un minuto, con descansos de tres minutos entre series. Los resultados sencillamente espectaculares, todas las dianas por debajo de los 0,70 MOAs con numerosas dianas debajo de 0,60 MOAs. Empleamos tres cajas de munición Remington Premier Match (60 disparos) y durante toda la sesión fuimos capaces de asir el cañón sin quemarnos. A tenor de todo lo anterior, podemos decir que se trata un magnífico rifle táctico, con un impresionante desempeño deportivo y cinegético.

Remington 700 PCR Dianas

FOTO 14 - La precisión es extraordinaria y mantenida, gracias al relativamente poco calentamiento del cañón. En la foto dos de las mejores dianas, de 0,55 y 0, 58 MOAs respectivamente.

RESUMEN

El Remington 700 PCR es uno de los rifles más versátiles y polivalente del mercado actual. Con un perfil táctico, es sobradamente válido para el mundo deportivo y de la caza. De hecho, es uno de los rifles más vendido para las Precision Rifle Series (PRS). Además, tiene un buen desempeño para la caza a rececho, dada su extraordinaria precisión y ergonomía. Todo esto se ve redondeado con su actual precio en oferta desde el distribuidor, por el que es posible encontrarlo en su armería de confianza por poco de más de 1.500 €.