Municiones Remington y BARNES para recechos

Municiones Remington y BARNES para recechos

BORCHERS anuncia la disponibilidad de diferentes tipos de munición en varios calibres, para la popular caza a rececho. De entre todas las modalidades de caza que se practican habitualmente en nuestro país, los recechos son una de las modalidades de caza más apasionantes y exigentes para nuestro equipamiento. Algunos de los calibres más utilizados en España para este cometido son: el .243 Win., el .270 Win., el polivalente .308 Win. y el relativamente nuevo 6,5 Creedmoor. El uso de cada uno de ellos, dependerá fundamentalmente del tipo de pieza a abatir y de la distancia de abate habitual para la misma.

.243 Win

El objetivo que buscaron los creadores del .243 Win, era desarrollar un calibre de rifle ligero de doble propósito. Principalmente para cérvidos, pero que pudiera equipararse con los .22s de alta velocidad para su uso en objetivos pequeños a larga distancia. Principalmente pequeños carnívoros depredadores, alimañas como los zorros, tejones, meloncillos, etc. El .243 hace bien esta función, eliminando la necesidad de tener dos rifles diferentes, uno para cada cosa, nos sirve como rifle varmint o alimañero, pero también es efectivo en corzos, ciervos y antílopes hasta los 350 m como norma general, aunque dependerá de las características concretas del proyectil y del peso del animal a abatir.

En cuanto a su manejo, se caracteriza por la dulzura en el retroceso, ya que la energía de este es de solo de 10 pies lbs. (13,55 julios) aproximadamente para la mayoría de las cargas. La trayectoria es plana, lo que contribuye a la reputación del .243 como un calibre de precisión quirúrgica.

En cuanto a las municiones disponibles en este calibre, por lo expuesto anteriormente, se suelen fabricar en al menos dos pesos de punta. Destacan por un lado las fabricadas por Remington, con su clásica e incombustible Core-Lokt en versión PSP (Point Soft Point), con proyectiles de 80 y 100 grains. Además de la eficiente PREMIER ACCUTIP, con proyectiles de 75 y 95 grains dotados de punta de polímero, que les proporciona un gran coeficiente balístico y pensadas para los tiros más largos.

Munición Remington 243

FOTO 1 - Remington Core-Lokt en dos pesos de punta y Premier ACCUTIP en calibre .243 Win

Por otro lado, el fabricante BARNES con sus premiados proyectiles monolíticos de cobre, presenta un polivalente cartucho con proyectil con punta de polímero (TTSX) de 80 grains. Este proyectil ligero, pero de mayor dureza, tiene la capacidad de abate de uno de plomo de algo más de peso, siempre que alcance una buena velocidad terminal que garantice su expansión.

.270 Win

A diferencia de otros muchos cartuchos, este no tiene un origen militar directo, sino que fue diseñado exprofeso para el ámbito de la caza. Su aparición supuso una pequeña revolución en los círculos del tiro y cinegéticos norteamericanos, ya que ofreció cuando apareció en 1925, el mejor comportamiento de todos los cartuchos existentes para la caza a larga distancia. Permaneciendo hasta nuestros días como uno de los calibres más polivalentes, algo que seguramente ni la propia Winchester esperaría cuando lo diseñó.

Estamos ante un calibre con una enorme versatilidad siempre que elijamos la punta adecuada, válido para cualquier animal de nuestra fauna. Aunque es especialmente apropiado para la modalidad de recechos, por su trayectoria plana planta cara a calibres como el .308 Win y el 30-06 Springfield. Al igual que en el caso del calibre anterior, existen diferentes pesos de proyectil, aunque el más habitual y polivalente para recechar con nuestra fauna sea el de 130 grains, por su equilibrio entre peso y velocidad.

Las puntas de 130 grains son ideales para recechos, con velocidades cercanas a los 900 m/s. Si las comparamos con las tablas balísticas de otros calibres con el mismo tipo de proyectil, observaremos que tiene igual o incluso mejor comportamiento a la de una punta del calibre .30 de 165 grains, tanto en un cartucho del .308 como del .30-06, con el que prácticamente comparte Densidad Seccional (.242).

Refiriéndonos al fabricante Remington, este dispone de varias líneas de producto, la afamada Core-Lokt, con punta SP de 150 grains y PSP de 130 grains, esta última la más adecuada para recechar. Al igual que la PREMIER ACCUTIP, que con su excelente coeficiente balístico y peso de proyectil de 130 grains, está pensada para esos tiros más largos de los que hablábamos.

Remington Core-Lokt 270 Win

FOTO 2 - Remington CORE-LOKT en .270 Win

Una munición ciertamente especializada, es la SCIROCCO BONDED, con excelente coeficiente balístico debido a su punta de polímero y cola de bote. Además, su núcleo de plomo está soldado de forma más fuerte a una camisa de engrose progresivo, que tras el impacto generan unos pétalos de corte con una sección mayor. Es por tanto una bala dura, para presas de envergadura o de gran densidad muscular y ósea.

Finalmente, en cuanto a Remington, su Premier A-frame es una munición virtualmente hecha a medida para las situaciones donde no puede quedar comprometida la calidad, fiabilidad y la balística de efectos. Una munición diseñada para que baste un solo disparo para abatir definitivamente nuestra presa. Esa es la razón por las que se cargan las balas con el doble-núcleo A-Frame™, de modo que se produzca una expansión fiable a bajas velocidades en tiros a larga distancia, pero sin una sobre expansión a corta distancia a altas velocidades.

Temington A-Frame 270 Win

FOTO 3 - Remington Premier A-FRAME en calibre .270 Win

BARNES el mayor fabricante norteamericano de munición con proyectiles monolíticos de cobre, tiene su conocida munición VOR-TX con proyectiles TTSX y una versión especializada para la larga distancia, VOR-TX LR con proyectiles TTSX de 129 grains específicos, con ojiva y cola de bote alargados. Con ello se consigue un coeficiente balístico superior en hasta un 18% en proyectiles homólogos.

BARNES TTSX 270 Win

FOTO 4 - BARNES VOR-TX con proyectiles TTSX en .270 Win

6,5 Creedmoor

El relativamente nuevo 6,5 Creedmoor, es otro calibre verdaderamente versátil, pudiéndose emplear para toda la fauna española, tan solo tendremos que usar la punta adecuada. Ahora bien, desde mi punto de vista, es en la modalidad de recechos donde brilla, ya que, para una montería con piezas estresadas y llenas de adrenalina, en principio puede llegar a ser un poco escaso, salvo disparos bien colocados. Es un cartucho que permanece supersónico más allá de los 1200 metros, con una impresionante precisión media de alrededor del medio MOA con munición recargada. Algunos especialistas en balística lo definen como: “el cartucho cuyo proyectil traza la trayectoria del 300 Win Mag, pero que tiene menos retroceso que un .308 Win”.

Las puntas del 6,5 mm, tiene una buena densidad seccional (SD), es decir, el ratio entre el peso de la bala y su diámetro. Esto es importante como sabemos cara a la capacidad de penetración del proyectil. Comparando dos proyectiles de la misma forma, aquel que tenga una mayor densidad seccional tendrá mejor penetración. Esto se traduce en una mayor capacidad para alcanzar órganos vitales, atravesando piel, músculos y huesos. En el caso de las puntas de 140 grains, el peso estándar en este calibre, su densidad seccional es de .287, algo que al menos teóricamente le permite abatir presas de un peso de entre 137 kg a 454 kg. En pruebas realizadas en el entorno africano, se ha demostrado demoledor con los grandes antílopes, incluido grandes elands de 900 kg a cerca de 200 m.

En cuanto a las municiones de Remington, no podía faltar la icónica y todo terreno CORE-LOKT con proyectil PSP. Otra estándar, pero pensando en la larga distancia, es la HIGH PERFORMANCE RIFLE una munición con una punta con un buen coeficiente balístico que tiene un buen rendimiento en tiros largos a un precio contenido. Fruto de las sinergias entre Remington y BARNES, es la munición REMINGTON HTP Copper, que utiliza un proyectil de cobre BARNES TSX, muy adecuado para un rango medio de distancia. En este caso el peso del proyectil es de 120 grains, la explicación es sencilla.

Remington Core-Lokt 6,5 Creedmoor

FOTO 5 - Remington COR-LOKT en 6,5 Creedmoor

Remington HTP Copper 6,5 Creedmoor

FOTO 6 - REMINGTON HTP Copper, que utiliza un proyectil de cobre BARNES TSX

Debido a que las balas TSX retienen casi el 100 por ciento de su peso original y penetran tan profundamente, muchos tiradores seleccionan una TSX más liviana en lugar de una bala convencional más pesada. La TSX más ligera ofrece velocidades más altas y una trayectoria más plana, y supera a las balas más pesadas de diseño convencional, con la consiguiente mejora en el retroceso.

Por lo que respecta a BARNES, presenta dos gamas de producto en este calibre y que ya hemos mencionado en otros calibres. La estándar VOR-TX, con su conocido proyectil TTSX monolítico de cobre con punta de polímero y la especializada VOR-TX LR, para tiros a larga distancia. Como hemos visto en otros casos, cuando empleemos proyectiles de este tipo que son más duros, se utiliza un escalón menos en el peso para dotarlos de mayor velocidad y garantizar una buena expansión.

.308 Win

El .308 Win es el cartucho para caza mayor más popular del mundo en fusiles de acción corta. Es también muy usado por civiles para la práctica del tiro deportivo y por los francotiradores policiales y militares. Si hay un calibre flexible y polivalente, ese es el .308 Win, dada la gran variedad de pesos de punta y materiales. Es un cartucho perfectamente válido para abatir toda la fauna europea y americana.

Con respecto a su alcance se considera que es un cartucho efectivo hasta los 800 m, aunque lógicamente dependerá de la punta utilizada y el tipo de pieza a abatir. Con carácter general y aprovechando las características del calibre, el peso de punta más habitual y recomendable para recechar es la de 150 grains. Aunque, como hemos mencionado antes, tiene una gran variedad en pesos de proyectiles.

Como en el resto de municiones de Remington, disponemos de la emblemática Core-Lokt con bala PSP de 150 grains. La excelente PREMIER ACCUTIP con punta de polímero de 165 grains, es perfecta para tiros largos gracias a su coeficiente balístico. También está disponible en este calibre la SCIROCCO BONDED con peso de punta de 165 grains, como ya explicamos anteriormente, una munición específica para presas especialmente correosas por su encarnadura o densidad ósea.

Remington SCIROCCO 308 Win

FOTO 7 - Remington SCIROCCO BONDED en .308 Win

Con lo que respecta a BARNES, no podían faltar la VOR-TX, que en este caso se añade a su denominación la palabra EURO, por aquello que se adapta rigurosamente al estándar europeo CIP. La misma está disponible en esos de proyectil de 165 gr, 150 gr y 130 gr, siendo este último desde mi punto de vista suficiente para los animales que se cazan a rececho en nuestro país. Decir que esta munición convive con la clásica VOR-TX, que cumple el estándar SAAMI, aunque personalmente no he encontrado diferencias en utilizar una u otra.

BARNES VOR-TX EURO 308 Win

FOTO 8 - BARNES VOR-TX EURO en calibre .308 Win

VÍDEO 1 - Munición VOR-TX EURO

RESUMEN

Hemos presentado cuatro de los calibres más populares para recechar en nuestro país, tres de ellos auténticos clásicos y uno recién llegado que se está asentando firmemente en el mercado. Por su balística de “rayo láser”, el 6,5 Creedmoor ha encontrado una legión de nuevo seguidores tanto entre tiradores deportivos, como cazadores en la modalidad de recechos. Aunque cada uno de ellos tienen sus virtudes y seguidores, dependerá su elección de diferentes variables y gustos personales.