Marlin 1895G. Un rifle intemporal.

Marlin 1895G. Un rifle intemporal.

Personalmente creo que hay pocas armas tan icónicas de una época y que hayan sobrevivido al paso del tiempo como los rifles de palanca, también conocidos entre nuestra comunidad de aficionados a las armas como “palanqueros”. Son armas que forjaron y conquistaron parte de un continente, interviniendo en diferentes contiendas y asegurando la supervivencia de colonos y exploradores. Inmortalizados en numerosas películas, Winchester ha sido la marca que ha acaparado el mayor protagonismo en el cine. Aunque también es posible encontrar a Marlin en unas cuantas películas de Hollywood, me viene a la memoria “Cimarrón” (1960), “Leyendas de Pasión” (1994), “Jurassic World” (2015) o la más reciente “Wind River” (2017).

Marlin 1895SBL Wind River

FOTO 1 - El Marlin 1895SBL protagonista de la película "Wind River" (2017)

En este artículo analizamos el Marlin 1895G y su cartucho .45-70 Government, una combinación de éxito, que se remonta a 1895 pero que hoy en día sigue vigente. Esta arma y su cartucho son de gran éxito en nuestro país, dadas las peculiaridades de algunas de nuestras modalidades de caza, concretamente las batidas, monterías y aguardos. Donde los disparos normalmente se realizan a distancias cortas, muchas veces en entornos “sucios” y la aparición de las presas es a veces de manera sorpresiva. Es en estas condiciones, donde un rifle de dimensiones contenidas, ligero y dotado de un cartucho contundente encaja a la perfección.

Marlin 1895SBL Jurassic World

FOTO 2 - En esta ocasión el Marlin 1895SBL se convierte en el azote de los dinosaurios en la película "Jurassic World" (2015)

Historia

Marlin Firearms, compañía fundada en  1870, fue el primer fabricante de armas en adoptar el cartucho .45-70 en un rifle de palanca con su modelo 1881. Posteriormente sería el modelo 1895 quien tomaría el relevo, hasta 1917 cuando cesaría su producción. En general los rifles de palanca sufrirían cierto declive a partir de 1930, cuando los cartuchos de pólvora negra comenzaron su ocaso. Durante los años posteriores, serían pequeños grupos de aficionados entusiastas de este tipo de armas y cartucho quienes mantendrían viva la tradición.

Esta travesía del desierto finalizaría en 1972, cuando Marlin relanzaría el arma y cartucho, ya lógicamente con pólvora sin humo y tomando como base para su diseño, la actualización de 1948 del modelo 336 en calibre 30-30, pero lógicamente a mayor escala. A partir de ese momento resurgiría cual ave fénix, siendo acogido con entusiasmo por la comunidad de cazadores. Recibiendo en 1998 otro impulso importante, con la presentación de una versión en cañón corto, que tuvo una espectacular acogida.

El siguiente hito se produciría en 2008, cuando Remington compró Marlin y estableció un ambicioso plan estratégico de relanzamiento de la marca. Parte del mismo fue trasladar en 2013 la producción de la antigua fábrica de Connecticut, al mega-complejo de Remington en Ilion en el estado de New York. Allí Marlin tomaría ventaja de las nuevas técnicas de fabricación y maquinaria moderna del gigante estadounidense.

Marlin 1895G

FOTO 3 - El Marlin 1895G analizado en este artículo en este caso con un punto multiretícula BUSHNELL Trophy 1x28 mm

Analizamos a continuación, las características que hacen de este rifle y su cartucho uno de los preferidos de innumerables cazadores en diferentes latitudes.

El .45-70 Government

No es posible entender el rifle sin apuntar algunos datos de interés referentes al cartucho, sobre el que ya hicimos un amplio análisis en diciembre del 2016. Se trata de un cartucho muy contundente, pero con un rango de uso limitado hasta los 200 m, ya que tiene un pobre coeficiente balístico. Hay que tener en cuenta, que la mayoría de los fabricantes actuales presentan municiones no en exceso potentes, por aquello de que puedan ser utilizadas en rifles antiguos y motivar algún tipo de demanda, algo muy habitual en EEUU. Aun así con todo, existen algunas municiones conocidas por su potencia, un ejemplo es la BARNES VOR-TX. Esta última con proyectiles de cobre expansivos de 300 grains, tiene una velocidad en boca de casi 2000 fps (610 m/s).

Marlin 1895G BARNES VOR-TX 45-70 Government

FOTO 4 - La munición BARNES VOR-TX en .45-70 Government se tiene por una de las más potentes del mercado

Por otra parte, siempre nos queda la recarga, gracias a su larga vaina y una extensa colección de puntas disponibles en el mercado, es posible preparar cartuchos sorprendentes. Aunque siempre valorando, que ateniéndonos a la tercera ley de Newton, el retroceso que obtendremos será directamente proporcional. Con esto quiero decir, que con las cargas más potentes no es un cartucho para novatos y requiere cierta experiencia con él. A cambio puedo asegurar que no habrá vegetación que desvíe la trayectoria del proyectil, ya que dentro de su rango de uso es un auténtico misil. Hasta los 100 m, no hay animal de la fauna europea y norteamericana, que no se quede en el sitio después de recibir un impacto mínimamente bien colocado.

Dimensiones, ergonomía y acabado

Se trata de un rifle compacto y muy manejable por su cañón de 470 mm (18,5”), que hacen que su longitud total esté por debajo del metro de longitud, exactamente 940 mm. Esto favorece también que su peso sea de 3,180 Kg, un aspecto más, que hace que sea muy fácil encararlo rápidamente.

Estéticamente, algo en lo que no entro casi nunca a valorar porque para gustos son los colores, me parece realmente bonito, a pesar de mi preferencia por el aspecto táctico. El pavonado negro azulado de las partes metálicas, conocido como de ala de cuervo, contrasta con la madera de nogal negro americano, ofreciendo una visión clásica de lo que han sido siempre los rifles de palanca. Comentar que, para la protección de la madera, tiene un acabado denominado Mar-Shield. Este es un tipo de lacado que la protege, pero manteniéndola mate, para evitar brillos o reflejos y proporciona un agarre firme de la culata. Para el mantenimiento de la misma, el fabricante recomienda diferentes tratamientos de cera.

Marlin 1895G Guardamanos

FOTO 5 - Diseño en rombos del picado del guardamanos

Este último se complementa con bonitas zonas de picado romboidal en pistolete y guardamanos. Finalizando esta culata, con una cantonera de goma ventilada, con una buena absorción del retroceso. Situado a 80 mm por delante de la cantonera, se encuentra uno de los pernos portacorreas y 20 mm más por delante del mismo, una marca blanca con un punto negro central, que se asemeja a una diana, se trata de un antiguo logo de la marca conocido como “Marlin Bullseye”.

Marlin 1895G Bullseye

FOTO 6 - Vista perno trasero sujetacorreas y el "Marlin Bullseye"

Ergonómicamente el rifle se siente cómodo y es fácil de encarar gracias a su culata recta, Tengo que admitir que no estoy acostumbrado al uso de un rifle de palanca más allá de algún otro modelo que he probado. Pero tengo que decir que me transmite la misma sensación positiva que alguna de mis escopetas. La culata tiene la longitud suficiente para permitir el uso de un visor, aunque dadas las distancias para las que está indicado, un punto rojo o un holográfico es la mejor opción. Tal vez lo que mejoraría de este modelo, es el lazo de la palanca, que se queda un poco pequeño para mis manos grandes, más aún si pensamos utilizar guantes gruesos en invierno. Los modelos, en este calibre, que usan un lazo sobredimensionado y por tanto solventan ese pequeño inconveniente, pensado para su uso con guantes son: 1895 Trapper, 1895ABL, 1895GBL1895SBL

Marlin 1895 Trapper

FOTO 7 - El Marlin 1895 Trapper, cañón de 16,5", depósito tubular para cinco cartuchos y palanca sobredimensionada

Cañón y cargador

Aunque Marlin es conocido por sus cañones microestriados, en este caso se trata de un modelo con estriado tradicional tipo Ballard, de seis estrías a derechas y con un paso de 1:20. Visualmente parece algo más corto que las 18,5” (470 mm) que mide, un efecto que se debe a las grandes dimensiones del calibre al que está recamarado. Los primeros modelos finalizaban el cañón con toberas o perforaciones para reducir la relevación, algo que con el tiempo se abandonó.  La punta está rematada por una corona redondeada con un pequeño rebaje, que ayuda a proteger el estriado del cañón.

Marlin 1895G Corona

FOTO 8 - El impresionante cañón del Marlin acaba en una corona redondeada con un pequeño rebaje

El cargador es lógicamente tubular, es parte de la idiosincrasia del rifle, con una capacidad para cuatro cartuchos. Viendo que no llega hasta final del cañón, cabe preguntarse por qué no se ha aprovechado el espacio extra para aumentar la capacidad en un cartucho adicional. Más aún, cuando hay un modelo como el 1895 Trapper, que con menor longitud de cañón 16,5” (420 mm), alarga casi 5 cm la longitud de cargador pudiendo almacenar ese cartucho de más, llegando hasta los cinco. La única lectura que se me ocurre, es que sea una consideración de tipo estético. Dentro de este tubo hay un resorte y una teja que empujan los cartuchos hasta el receptor. Hablando de la teja, decir que esta es de color rojo, para que con un solo vistazo presionando la compuerta de entrada al cargador, podamos comprobar fácilmente el estado del rifle.

Finalmente señalar dos pequeñas características propias de Marlin, la primera que la sujeción del cargador al cañón se hace a través de una cuña en los extremos de ambos y no una abrazadera, como puede ser el caso de los Winchester o incluso en la propia serie 336 de Marlin. En la segunda, que el enganche superior portacorreas, está anclado al cargador en lugar de al guardamanos, lo que es una garantía de solidez.

Marlin 1895G Cargador tubular

FOTO 9 - La sujeción del cargador al cañón se hace a través de una cuña en los extremos de ambos

Martillo, disparador y seguridad

Estos tres elementos están directamente interrelacionados, por lo que los analizaremos conjuntamente. El martillo tiene una cola dentada para facilitar su manipulación sin que se resbale. Es posible que si utilizamos un visor, al prolongase hacia atrás, interfiera con su operativa. Para ello existen en el mercado prolongadores laterales del martillo, que permiten interactuar con él desde un lateral. Este tiene tres posiciones: abatido en contacto con la base de la aguja percutora, en posición retrasada preparado para hacer fuego y una tercera posición de seguridad, denominada de medio amartillado.

Esta última posición es una herencia del pasado, utilizada para transportar el arma, sin que toque la base de la aguja percutora. Ya que una caída del arma o un fuerte golpe fortuito en el martillo, pueda provocar una detonación si portamos un cartucho en recámara. Ahora bien, esta posición es algo problemática, ya que para poder salir de ella, la única posibilidad es retrasar totalmente el martillo (manualmente o usando la palanca) y disparar. Otra opción es apretar el disparador mientras lo acompañamos manualmente. Es por ello, que las armas más modernas llevan un seguro manual, como es el caso del Marlin que analizamos.

Marlin 1895G Seguro CON-SIN

FOTO 10 - Se puede apreciar el estriado de la cola del martillo y las dos posiciones de seguro

Este seguro manual se encuentra en el receptor, justo detrás del martillo. Se trata de un botón que hace las funciones de un pasador de seguridad. Empujándolo hacia la derecha, muestra un anillo rojo que indica la posición de fuego, hacia la izquierda se alcanza la posición de seguro. Para identificar correctamente las caras de este botón al tacto, señalar que tienen diferente textura en cada lado. A diferencia de otros seguros, este no bloquea el martillo o el disparador, sino que establece un tope antes que el martillo llegue a impactar en la base de la aguja percutora. Esto puede provocar más de un susto, a aquellos que no estén acostumbrados al funcionamiento de este sistema.

VÍDEO 1 - Sistema de seguro

Con respecto al disparador, decir que este también es un tanto peculiar, ya que si por ejemplo agitamos el arma veremos que se mueve, los norteamericanos lo denominan “Trigger flop”. Esto no es malo, simplemente tenemos que asumir que se trata de una peculiaridad del diseño del arma. Su comportamiento a la hora utilizarlo, nos revelará que es de dos etapas, con un “take-up” sin resistencia alguna, hasta encontrar una clara pared, que requiere de una fuerza de aproximadamente 3,10 Kg para romper nítidamente y desencadenar el disparo.

VÍDEO 2 - "Trigger Flop" del gatillo

Eyección lateral y palanca

Otra de las señas de identidad de este rifle es la eyección lateral de las vainas percutidas, frente a la expulsión vertical de Winchester y sus clones. Es una herencia del diseño del modelo 336 de 1948, que es el que toma como base este modelo, como hemos comentado anteriormente. Esto tiene una importante y obvia ventaja, que es la de poder colocar una óptica en el lomo del receptor y no resignarse a utilizar solo las miras abiertas. Además, permite un comportamiento más predecible de las vainas percutidas, con lo que evitaremos desagradables quemaduras por vainas calientes.

Marlin 1895G Palanca Cerrojo Disparador

FOTO 11 - Los primeros Marlin utilizaban un cerrojo de formas cuadradas, desde los años 40s es redondo

Una cuestión trascendental en este tipo de armas, es el funcionamiento del sistema de palanca, el corazón de un rifle de estas características. Si hay algo en el que coincidimos varios probadores, es que es más fluido y suave que el de Winchester, algo que seguramente se debe a la simplicidad de su mecanismo, que a su vez lo hace más robusto y fiable. Esta combinación de características, produce un resultado importante, la capacidad de repetir el disparo muy rápidamente. Estando este a medio camino entre un arma de cerrojo y una semiautomática, en cazadores experimentados.

Por último, señalar que esta simplicidad mecánica redunda en una simplicidad de desmontaje y mantenimiento. Por algo es también el arma preferida de varios especialistas en personalización, que abordan proyectos con palanqueros. Me viene a la cabeza la preparación de Wild West Guns® y su modelo desmontable CO-PILOT, pensado como arma de “backup” o emergencia para los pilotos de avioneta que sobrevuelan habitualmente Alaska.

Sistema de puntería

Las miras son el elemento del conjunto que más acusan el paso del tiempo, concretamente el alza ajustable en escalera o “buckhorn”, es algo difícil de operar y no es excesivamente precisa, sobre todo si pretendemos realizar con ellas disparos por encima de los 100 m. El punto de mira en rampa, estriada para evitar reflejos, tiene una cubierta de protección que lo protege de golpes fortuitos.

Marlin 1895G Alza buckhorn

FOTO 12 - El alza ajustable en escalera, denominada “buckhorn”

Es Obvio que una óptica moderna rompe un poco la estética añeja, pero desde luego un buen punto rojo le viene como añillo al dedo a este tipo de arma. Para probar el rifle nos decantamos por un Avistar AV20, que nos dio unos buenos resultados. En ningún momento perdió el punto, a pesar del significativo retroceso y con su configuración de punto de 2 MOAs inscrito en un círculo de 30 MOAs, resultó realmente fácil de apuntar.

Marlin 1895G Sistema de puntería

FOTO 13 - Vista del sistema de puntería, muy clásico

Disparando el rifle

Como ya hemos dicho anteriormente, el rifle transmite muy buenas sensaciones, es muy cómodo, manejable y rápido de encarar. Con un poco de entrenamiento, es asombrosa la velocidad con la que se puede repetir disparos sin dejar de encarar el arma. Ahora bien, con cargas “picantes”, requiere agarrarlo con decisión porque se nota el retroceso. Lógicamente nos veremos afectados por el mismo de acuerdo a nuestra pericia y envergadura. Ya había probado este calibre anteriormente en otros modelos y tengo que decir que me entusiasma, por su historia, contundencia y las posibilidades de recarga que ofrece.

Marlin 1895G Disparando

FOTO 14 - Con práctica se puede alcanzar una muy alta cadencia de disparo

RESUMEN

Personalmente creo que pocos rifles son tan adecuados como este, para las modalidades de batidas, monterías y aguardos. Donde en la mayoría de los casos, los tiros se realizan por debajo de los 60 m, una distancia donde el cartucho .45-70 muestra todo su poder y contundencia. Si además lo redondeamos utilizando una punta expansiva, es difícil que la presa no se quede en el sitio en cuanto reciba el impacto. No resulta extraño, por tanto, que sea uno de los rifles preferidos por guías y campistas en Alaska, para defenderse de los temidos osos grizzly.