.45 Long Colt, .454 Casull y .460 Smith & Wesson. Un cartucho intemporal y sus brutales descendientes.

.45 Long Colt, .454 Casull y .460 Smith & Wesson. Un cartucho intemporal y sus brutales descendientes.

En este artículo vamos a analizar tres cartuchos íntimamente relacionados entre sí y que se emplean fundamentalmente en revólveres, aunque hay palanqueros y monotiros que también los usan. El .45 Long Colt es un cartucho que resiste el paso del tiempo, pero es que además ha servido de base para diseñar dos de los cartuchos más potentes de revólver que pueden encontrarse hoy en día.

El calibre .45 Colt

El nacimiento de este cartucho, desarrollado por Colt y Union Metallic Cartridge Company en 1873, está indefectiblemente unido al del revolver Colt Single Action Army, más conocido popularmente como “Pacemaker” o “Frontier”. El tándem cartucho revolver sería adoptado por el ejército norteamericano solo dos años después, en 1875. Estando en servicio durante 17 años hasta que inexplicablemente fue sustituido por el débil .38 Long Colt, con prestaciones inferiores a nuestro actual 38 SPL, rompiendo la tradición de cartuchos potentes que habían caracterizado al ejército de EEUU. Para ilustrar esta aseveración decir que el anterior revolver de dotación fue el Colt Army 1860 en calibre .44 Colt.

El .45 Colt o .45 Long Colt, como también se le denomina, junto con el “Peacemaker” forjaron un país, ya que ayudaron a conquistar y civilizar el oeste norteamericano. Originalmente estaba cargado con 40 grains de pólvora negra y un proyectil de plomo de 250 grains, daba una velocidad en boca de 720 fps (220 m/s), rindiendo unos 288 ft-lib. En 1917 se sustituiría el propelente por pólvora sin humo, aumentando sus prestaciones. Es junto al .45-70 Government (1873) el cartucho en producción regular y continuada más antiguo del mundo.

Colt Single Action Army Peacemaker

FOTO 1 - Colt Single Action Army, más conocido popularmente como “Peacemaker” o “Frontier”

Este cartucho sigue en activo, fundamentalmente en varios modelos de rifle de palanca Marlin y en algunas réplicas italianas, muy populares hoy en día en nuestro país. Aunque quiero señalar que el revolver original sigue en producción, con los materiales de hoy en día, pero a un precio muy superior. También hay otros fabricantes como Ruger, que fabrican revólveres con estética “cow-boy” que usan el .45 LC, pero hacen uso de mejoras técnicas y de materiales actuales.

Es uno de los cartuchos potentes más populares para revólver en EEUU, por debajo en potencia del 44 Magnum, pero con un buen poder de parada. Algo que se evidenció cuando los soldados norteamericanos destinados en Filipinas solicitaron volver a ellos, al comprobar como los revólveres Colt 1892 en .38 Long Colt, no podían parar los ataques suicidas de los moros juramentados.

Cargas especiales

Realmente el .45 Colt es un cartucho muy versátil con tres posibles destinos: revólver estándar, revólver moderno y carabinas de palanca. Para los amantes de la recarga, es un cartucho que ofrecerá suficiente margen como para obtener en boca velocidades de alrededor 1000 fps con proyectiles de 250 grains. Gracias a la capacidad de su vaina es posible acercarse a las prestaciones del .44 Magnum, algo que solo debe ser realizado por recargadores experimentados y para su uso en revólveres o rifles de nueva factura. Si comparamos cartuchos comerciales del .44 Mag y .45 Colt, comprobaremos que el primero es casi tres veces más potente que el segundo. Esto es porque la munición comercial está pensada para el uso en revólveres destinados a la popular modalidad de Cow Boy Action Shooting y armas originales.

Aunque, en el mercado de EEUU, existen pequeños fabricantes de munición que ofrecen cargas especiales, como por ejemplo Grizzly Cartridge Co. Este tiene una carga con una punta achatada de 335 grains y velocidad en boca de 1175 fps, capaz de desarrollar una energía en la corta distancia que puede tumbar cualquier presa de Norteamérica sin dificultad. También la empresa Buffalo Bore tiene en catálogo un cartucho con una bala de 325-grain que desarrolla 1,325 fps y proporciona una energía de 1,267 ft-lbs. Este tipo de municiones están destinadas a modelos concretos de revólveres indicados específicamente por el fabricante.

Munición de Grizzly Cartridge Co.FOTO 2 - Munición Grizzly Cartridge Co.

Uso en la caza

Debido al pobre coeficiente balístico de los habituales proyectiles empleados, su uso está destinado a distancias por debajo de los 70 m. Pero eso sí, siempre que recarguemos con una punta expansiva de 250 grains y podamos aproximarlo a las prestaciones del 44 Magnum, ya que la munición comercial que podemos encontrar normalmente en España está destinada a revólveres que puedan ser antiguos, como ya hemos comentado anteriormente. Bajo esta premisa es por tanto un cartucho más que aceptable para su uso con un palanquero, como pueden ser los MARLIN 1894. Las modalidades de caza más adecuadas serán batidas y monterías en cortaderos sucios que permitan disparos a corta distancia. En EEUU con este tipo de cargas se cazan jabalís e incluso osos negros con revólver.

Rifle de palanca MARLIN 1894CBFOTO 3 - Rifle de palanca MARLIN 1894CB en .45 Long Colt

Primera evolución el .454 Casull

En 1957 Dick Casull y Jack Fulmer evolucionaron el .45 Long Colt en la búsqueda de un .45 Magnum y en noviembre de 1959 lo presentarían en sociedad a través de la revista Guns & Ammo. Aunque comercialmente no estaría disponible hasta 1983. Para las pruebas se emplearon revólveres de simple acción de Colt y Ruger modificados. Inicialmente las vainas que se emplearon durante el periodo experimental fueron las mismas que las del .45 Long Colt, en el lanzamiento comercial por motivos de seguridad, se normalizaría el uso de unas 0,1” más largas. La idea era impedir que por error se pudiesen usar cartuchos .454 Casull en un revólver .45 Long Colt. Algo que puede resultar fatal, teniendo en cuenta que hablamos de un cartucho casi seis veces más potente. Además la vaina estructuralmente es más gruesa en sus paredes y el pistón es de rifle en lugar de pistola.

El primer revolver del mercado capaz de dispararlo fue fabricado por Freedom Arms, empresa especializada en este tipo de armas. El revólver modelo 83, que continua en catálogo, está hecho de acero inoxidable, tiene un cañón de 7 ½” y pesaba 1,42 Kg en configuración estándar. La munición comercial está disponible en la actualidad en varios fabricantes con diferentes configuraciones.

Freedom Arms modelo 83FOTO 4 - Freedom Arms modelo 83

Usos

Fundamentalmente el .454 Casull es un cartucho destinado para la caza, aunque ha encontrado mucha aceptación entre los tiradores de silueta metálica. Este cartucho es uno de los más potentes que pueden encontrarse para un revólver, por lo que su retroceso no es especialmente agradable. Habiéndolo probado, tengo que decir que innegablemente tiene una buena patada, pero que depende de la condición física del tirador, pericia y experiencia. Técnicamente y de acuerdo a las tablas de retroceso, este está cuantificado como un 75% mayor que el del 44 Magnum, es fácil entender que no es un calibre para tiradores novatos.

En EEUU donde la caza con arma corta está permitida, es relativamente popular, además de como arma de backup para campistas y exploradores en territorios con fauna peligrosa. Desde mi punto de vista, es el cartucho de revólver más potente que con entrenamiento permite un uso controlado en un arma corta de tamaño razonable. La carga más habitual para este cometido en este cartucho es una punta de 300 grains, con una velocidad en boca de 1600 fps.

Lógicamente y por lo contado hasta ahora, no nos sorprenderá que los cartuchos del .45 Colt pueden ser usados sin problemas en los revólveres pensados para el .454 Casull. Esto nos permitirá entrenar con el revólver usando cargas más livianas y a un coste más económico. Ahora bien, si se usan habitualmente puntas de plomo en el .45 Long Colt, debemos tener en cuenta que estas dejarán un anillo de este material en la parte delantera de la recámara. Esto podrá tener consecuencias desastrosas si luego disparamos cartuchos del .454 Casull, sin limpiar previamente ese depósito de residuos. Existen carabinas recamaradas para este cartucho, que proporcionan un excelente resultado en las modalidades de batida y montería hasta los 150 m.

El extremo .460 Smith & Wesson

Anunciado en 2005 como un proyecto conjunto entre la empresa de munición Hornady y Smith & Wesson, para crear el cartucho de revólver con mayor velocidad nunca fabricado, alcanzando velocidades de 2300 fps para puntas de 200 grains. El objetivo era concebir un cartucho para la caza con revólver a larga distancia, hasta los 250 m. Para hacernos idea de su tremendo poder, decir que con un proyectil de 200 grains a 300 m mantiene aún la misma energía que un .44 Magnum en boca.  Además, con algunas cargas, es capaz de realizar agrupaciones que se mueven alrededor de un MOA a 100 m, de lo que se infiere que posee una muy buena precisión en manos de un tirador competente.

Esto es gracias a las inusuales características constructivas del cañón del revolver que lo dispara, el Smith & Wesson .460 XVR (Extreme Velocity Revolver). Tiene un muy poco convencional estriado del cañón que se denomina de ganancia progresiva, “gain twist”. Este término hace referencia al gradual aumento del estriado, comenzando por un paso de 1:100 en la parte anterior del cañón para terminar con un paso de 1:20 en boca. Este tipo de rayado permite que la bala se enganche completamente al estriado antes de que comience el giro del proyectil, evitando la deformación de la bala y aumentando paulatinamente su velocidad de rotación. Además, produce una alineación mucho más concéntrica y consistente de la bala con el eje del cañón, un acoplamiento con las crestas y valles del estriado más positivo y menos distorsionado, con la consiguiente precisión mejorada y un menor desgaste del cañón.

Revólver Smith & Wesson 460XVR

FOTO 5 - Revólver Smith & Wesson 460XVR

El .460 S&W utiliza una vaina del .454 Casull alargada hasta alcanzar 1,8” (46 mm) y fue el primer cartucho de revólver en utilizar puntas con polímero en su extremo. Indicar que el .460 S&W no es el cartucho más potente, ya que el fabricante norteamericano había lanzado el año anterior (2004) el brutal .500 S&W con el que inauguraría la gama de revólveres con armazón X-Frame. El .460 S&W presenta la ventaja de utilizar puntas mucho más comunes y con más variedad de pesos que el .500 S&W, algo que sabrán apreciar los aficionados a la recarga. Además y posiblemente los más importante, para unas prestaciones parecidas tiene un retroceso 33% inferior. Aunque lo que no puede evitar es el tremendo fogonazo y estruendo ensordecedor que comparte con su hermano mayor.

Lógicamente para aguantar las tremendas presiones que general el cartucho (65.000 psi similares a las de un rifle magnum) y mitigar el retroceso, el revólver que lo dispara, el .460 XVR (al que ya nos hemos referido antes) pesa 2,2 kg y tiene freno de boca. Tal es la efectividad de estas dos características, que por ejemplo disparar un cartucho del .45 Long Colt en un revólver .460 S&W XVR, algo que es posible como lo es también hacerlo con un .454 Casull, traslada una sensación similar a disparar un 9 mm Corto.  Disparar un .460 S&W XVR es una experiencia vital, la onda expansiva recorre todos los fluidos del cuerpo y proporciona un auténtico subidón de adrenalina, ahora bien, no es para cualquiera. Pero seguramente es lo más económico que puedes encontrar como dispensador regular de emociones fuertes. En EEUU existe algún fabricante minoritario que vende un palanquero en este calibre, además de Thompson Center que tiene un rifle monotiro recamarado en este calibre y también en S&W 500.

RESUMEN

Como hemos podido ver el .45 Long Colt es un cartucho de referencia en la historia de las armas cortas de fuego. Tanto tiempo en el mercado es sin duda una muestra de sus buenas características, pero es que además ha sabido adaptarse “procreando” otros descendientes que han continuado con su tradición inicial de cartucho potente. Fue alabado en su juventud por su poder de parada y lo siguen siendo sus herederos hoy en día.