Smith & Wesson M&P Shield vs M&P Compact. Duelo fraternal por la portabilidad.

Smith & Wesson M&P Shield vs M&P Compact. Duelo fraternal por la portabilidad.

Son dos de las pistolas con mejor portabilidad de Smith & Wesson, la Shield en versión monohilera y la M&P Compact de cargador bifilar. Es una elección sin duda difícil, las dos tienen muchas virtudes y pocos inconvenientes. A continuación analizaremos sus características y las enfrentaremos entre ellas.

Ambas se fabrican en 9 mm, 40 S&W y 45 ACP, aunque las versiones en .45 ACP son ligeramente diferentes de los otros dos calibres y no son de venta habitual en nuestro país. Es por ello que en este artículo nos referiremos a los dos calibres más demandados.

Dimensiones y cargadores

La M&P Shield, tanto en 9 mm como en 40 S&W, tienen un cañón de 78,7 mm (3,1”), 116,8 mm (4,6”) de alto, 154,9 mm (6,1”) de largo, 23,8 mm (0,94”) de ancho y un peso en vacío de 538,6 gramos. Ambos calibres viene con dos cargadores metálicos diferenciados, uno de ellos con extensión para la empuñadura que le permite sumar un cartucho más de capacidad.  La capacidad en 9 mm es de 7+1 y 8+1 respectivamente, en el caso del 40 S&W es de 6+1 y 7+1.

Con respecto a la M&P Compact, es algo más pesada, son 615 gramos y esta sí que es una verdadera M&P reducida para facilitar su ocultación. El cañón tiene una longitud de 88,9 mm (3,5”) y el ancho del arma crece hasta los 29,9 mm (1,18”) con respecto a la Shield, debido a que es bifilar. La longitud es ligeramente mayor 170,1 mm (6,7”), pero curiosamente la altura es de solo 109,2 mm (4,3”), como se puede apreciar en las fotos. La compact viene con TRES cargadores metálicos, dos de ellos extendidos, siendo la capacidad de 12+1 en 9 mm y de 10+1 en .40 S&W. A diferencia de la Shield, la extensión no proporciona un cartucho más en la capacidad del cargador.

Smith &Wesson M&P Compact con tres cargadores

FOTO 1 - La compact trae tres cargadores, dos de ellos con extensión

Smith & Wesson M&P Compact y Shield comparativa longitudes

FOTO 3 - Los dos contendientes vistas desde abajo

Smith & Wesson M&P Compact y Shield comparativa de grosores

FOTO 4 - Comparativa de grosores

Ergonomía y miras

Con su empuñadura dotada de una agradable textura, sus palancas de retenida de la corredera y de desmontaje incrustadas en el armazón de polímero, no solo consigue una ergonomía superior, sino que son pistolas especialmente diseñadas para evitar cualquier enganchón en la ropa a la hora de extraerlas de la funda. En este aspecto de la ergonomía la Compact es superior, ya que tiene tres lomos intercambiables, lo que permite adaptarse a casi cualquier mano. Un dato a tener en cuenta a efectos de portabilidad, para aquellos que usen el lomo más grande, es que este no solo está sobredimensionado en el canto sino que también añade un pequeño grosor lateral. Además ambas comparten el famoso y alabado ángulo de 18° de la empuñadura, herencia de la 1911.

Smith & Wesson M&P Shield ángulo de empuñadura

FOTO 5 - Ángulo de la empuñadura de 18°, herencia de la 1911

Los dos modelos vienen de serie con miras básicas de tres puntos blancos en acero, con un alza en rampa tipo Novak, aunque opcionalmente es posible solicitarlas en versión de tritio, encarecen notablemente el arma. Indicar que en el caso de la Shield existen versiones con láser integrado rojo o verde de Crimson Trace. Para la Compact se puede solicitar un lomo intercambiable que integra un láser rojo, también de Crimson Trace.

Disparador y Seguridad

Los disparadores son diferentes, como hemos comentado en algún otro artículo, el de S&W M&P Compact ha mejorado sustancialmente respecto de las primeras unidades, aunque es inferior al de la Shield. Tiene un “pretravel” sin apenas resistencia que coincide con la activación del “seguro de bisagra”, para después un recorrido más largo y se percibe algún pequeño arrastre hacia la mitad del mismo. Después se encuentra con una resistencia clara y rompe nítidamente. Siendo muy exigentes, tal vez se echa en falta un reset un poco más enérgico, aun así no hay problema en realizar secuencias rápidas de disparos.

En el caso de la S&W M&P Shield el disparador es muy bueno, de corto recorrido, después de un “pretravel” para salvar la activación del seguro del disparador, encontramos una resistencia clara que rompe nítidamente como varilla de cristal y se recupera con un rápido reset.

Con respecto al peso de los mismos, ambos coinciden con lo publicitado por el fabricante, 2,9 kg (6,5 libras). Además ambas armas tienen versiones Performance Center, donde se realiza un trabajo de personalización del disparador que rebaja el peso hasta los 2,5 kg.

Además de la seguridad en el gatillo, el seguro de aguja - percutor y seguro patentado de desmontaje sin necesidad de disparar el arma. También es posible solicitar opcionalmente ambas armas con seguro manual en el armazón y seguro de cargador (el arma no disparará sino tiene el cargador correctamente insertado). Por otra parte poseen también indicador de cartucho en recámara.

El seguro manual, opcional, es muy importante para la seguridad en este tipo de pistolas, que se suelen portar con bala en recámara y escondidas entre la ropa o en fundas elásticas, ya que se evita que al enfundarlas se pueda interponer en el guardamontes algún pliegue y se dispare accidentalmente el arma.

Disparando

Probamos las versiones en 9 mm de estas dos armas que son las más vendidas en nuestro país. Empezaré diciendo que el comportamiento de ambas es muy bueno, aunque yendo al detalle hay pequeñas diferencias.

Los resultados fueron un tanto los esperados, ya que la Compact se dispara un poco mejor que la Shield, da la sensación que tiene un poco menos de retroceso y “salta” menos, verdaderamente es muy pequeña la diferencia. Para cerciorarnos alternamos series de disparos con una y otra y lógicamente la misma munición. Además contamos con la colaboración de un segundo tirador, que corroboró dicha impresión. Por otra parte algo lógico, ya que ambos usuarios tenemos las manos grandes y se acomodaban un poco mejor en la Compact. En este apartado quiero señalar que la Shield suele tener una muy alta valoración, cuando se la compara con otras monohileras subcompactas en la prensa especializada norteamericana.

Con respecto a la precisión los resultados en ambas armas son idénticos, más aun pensando en las distancias en las que van a operar. La cual se asume que es pequeña, aunque realmente no existen estadísticas actuales sobre la misma. El único estudio serio al respecto data de 1990, elaborado por Richard Fairburn para la revista Police Marksman. En el mismo se analizaron una gran cantidad de enfrentamientos entre oficiales de policía y criminales, obteniéndose una distancia promedio de 14 yardas (12,8 m). Una distancia en la que ambas armas cumplen sobradamente. En cualquier caso huelga decir, que como cualquiera otras armas, requieren entrenamiento y un periodo de adaptación para obtener los mejores resultados.

Porte oculto

La Shield es verdaderamente fácil de ocultar, tanto optemos por una funda interior como por una exterior en posición lo suficientemente alta para poder cubrirla con una prenda por fuera del pantalón, su menor anchura hace que sea más cómoda de portar.

Funda FOBUS OWB para Smith & Wesson M&P Shield

FOTO 6 - Funda FOBUS externa para S&W M&P Shield

Con respecto a la Compact al ser más gruesa no ofrece la misma comodidad de porte que la Shield, aunque como en las comparaciones anteriores es cuestión de matices. En una funda interna pasa tan desapercibida como la Shield, es en funda exterior cuando se hace algo más visible. En cualquier caso, en este apartado debemos tener en cuenta que en el porte de ambas va a influir también nuestra morfología si pensamos llevarla adosada al cuerpo. Digo esto porque esa debe ser la forma de portar un arma, nunca en un bolso de mano u otro elemento externo.

Funda FOBUS para Smith & Wesson M&P Compact

FOTO 7 - Funda FOBUS interna para la S&W M&P Compact, la ocultación es excelente

Resumiendo. ¿Cuál elegir?

Analizados los diferentes apartados es obvio que la respuesta no es fácil. Si nuestra prioridad es la ocultación y nuestra morfología no ayuda, la elección es la Shield, que por otra parte es la más popular de las dos, con más de 2 millones de unidades vendidas alcanzadas hace unos meses y continúa creciendo. Si priorizamos la cantidad de munición o tenemos manos especialmente grandes, además nuestro tamaño corporal favorece el porte del arma y pensamos llevarla en una funda interior, nuestra elección será la Compact. De todas formas, en cualquiera de los dos casos la elección con seguridad será acertada.

Comparativa características Smith & Wesson M&P Compact y Shield