Rifles Savage 110

Rifles Savage 110

Precisión y ergonomía garantizadas

Están disponibles en numerosas versiones para propósitos generales y especializados, y poseen cajas sintéticas o de madera que se pueden adaptar a la anatomía de cualquier usuario, así como cerrojos, disparadores y cañones expresamente ideados para que todos los Savage 110 agrupen muy bien, independientemente de su precio y acabado.

Texto y fotos: Juan Francisco París.

Desde que Borchers S. A. es el distribuidor de los rifles Savage Arms, he tenido la oportunidad de examinar detenidamente e incluso de probar en el campo de tiro varios rifles de cerrojo de esta veterana marca norteamericana, cuyo origen se remonta nada menos que a 1894, año en la que la fundó Arthur Savage y cuyo logo actual es, desde hace muchos años, la imagen de un nativo americano: el jefe indio Lame Deer (Venado Cojo) al que Arthur Savage vendió rifles para las tribus de las reservas indias a muy buen precio y, en agradecimiento, Lame Deer permitió a Savage utilizar su imagen en el logo de la compañía.

Desde su fundación, Savage ha fabricado todo tipo de armas (no solo deportivas, también de defensa y militares, como pistolas, fusiles y ametralladoras, etc.) e, incluso, ha desarrollado algunos calibres, caso del .250 Savage o del .300 Savage, por citar solo dos ejemplos, ambos con vaina con ranura de extracción.

FOTO 1 - Dependiendo de la versión, las culatas sintéticas se pueden ajustar en longitud mediante cuatro espaciadores de cantonera de distintos tamaños y en altura con cinco carrilleras (sistema AccuFit). La cantonera de todas las versiones es de goma blanda y absorbe muy bien el retroceso.

Sin embargo, la firma es especialmente conocida entre los cazadores por sus rifles de repetición, con los que ha obtenido el mayor renombre y reconocimiento. Así, por ejemplo, cuando en Estados Unidos la mayoría de los rifles de repetición que se usaban eran de palanca, tenían martillos exteriores y casi todos eran de expulsión vertical y utilizaban cargadores tubulares en los que no se podían usar balas con puntas aerodinámicas, sino de punta plana, Savage lanzó al mercado varios modelos hammerless (sin martillo exterior) de expulsión lateral y con depósitos fijos rotativos (y después desmontables) que sí podían hacerlo y se les podía acoplar fácilmente visores. Es el caso de los Savage modelos 1895 y, sobre todo, del 1899 y 99. Este último, que era una versión mejorada del del 1899, fue el Savage de palanca que más fama le dio a la marca porque ha estado en producción hasta hace relativamente pocos años y se ha fabricado en numerosos calibres, como, por ejemplo, .22-250; .243 Win.; .250 Savage (.250-3000); .308 Win., .300 Savage, etc.

Cuando era redactor-jefe de la revista Armas, hoy desaparecida, tuve la oportunidad de probar durante meses un 99 que tiraba tan bien que estuve a punto de comprármelo, pero no lo hice porque ya tenía un rifle de cerrojo del mismo calibre (.243 Win.). Todavía me arrepiento. Pero lo que no había probado nunca, al menos que recuerde, hasta que Borchers, S. A. se quedó con la distribución de la marca (dimos la noticia en estas páginas en mayo de 2021), era un rifle Savage 110, pese a que es uno de los de cerrojo más conocidos de la marca, además del rifle norteamericano que más años consecutivos ha estado en producción (lo que no significa que sea el más antiguo), porque se fabrica de forma ininterrumpida desde 1958, nada menos.

FOTO 2 - Todos los Savage 110 tienen armazones sin ventana de expulsión, lo que permite cargar rápidamente la recámara soltando un cartucho sobre el cargador con el cerrojo abierto.

Por fortuna, desde que Borchers distribuye la marca, es decir, en un año, ya he probado en el campo de tiro dos versiones: la más cara (110 Ultralite) y una de las más básicas (Engage Hunter XP), y de ambas me han gustado tanto su ergonomía y, sobre todo, su precisión, que he decidido escribir este artículo sobre sus características generales.

Múltiples versiones

Por lo que he leído sobre las características de los primeros modelos 110 aparecidos en 1958 y en décadas posteriores en la bibliografía de la época (sobre todo en Gun Digest, edición de 1959, en la que se da la noticia de la aparición del modelo, así como en Shooter´s Bible), solo se parecen a los 110 actuales en poco más que el nombre. Bueno, y también en el tipo de seguro ambidextro que conservan los rifles modernos (ver apartado Especificaciones comunes), ya que Savage ha ido incorporando sucesivas mejoras al modelo básico hasta convertirlo en el actual, que se fabrica en 35 versiones de rifles y paquetes de rifle para caza y tiro, nada menos, lo que indica lo popular que es en EE. UU. Y también lo que lo ‘mima’ Savage Arms, pues es el rifle que más vende y beneficios le reporta y está constantemente actualizándolo con nuevas versiones para que pueda seguir compitiendo en el difícil mercado norteamericano.

FOTO 3 - Utilizan cerrojos con apertura a 90 grados con indicador de mecanismo de percusión montado, palanca terminada en forma de bola y, lo más importante, cabeza flotante-autocentrante en la que se encuentra expulsor activo y extractor. Puede ser estándar o tener cuerpo acanalado, como el de la foto, que pertenece al ultraligero 110 Ultralite.

He escrito «rifles y paquetes de rifles» porque Savage Arms comercializa rifles sin visor (la mayoría) y también paquetes de rifles con visor y monturas. Y prácticamente todas las versiones y algún paquete están disponibles en España a través de Borchers S. A. Si entran su página web (www.borchers.es) podrán conocer sus características particulares porque yo no se las puedo proporcionar, ya que son tantas que necesitaría muchas más páginas que las que Trofeo dedica a este artículo para poder resumir, no ya todas, sino solo las de caza. Se diferencian porque tienen acabados distintos pensados para uso general y para propósitos específicos (caza a larga distancia, montaña, jabalí, etc.). La mayoría son sintéticos, pero también se ofrecen terminados en madera y todos tienen el mismo diseño básico o casi, porque los modelos más económicos se ofrecen con cajas más simples, como veremos a continuación.

Además, Borchers, S. A. proporciona en su página web el P.V.P. recomendado de cada una de las versiones, que oscila entre 2.468 euros (110 Ultralite) y 938 euros (110 Hog Hunter), así como las características de muchos otros rifles Savage que no tratamos (como los de caza modelo Axis, que son los Savage de cerrojo más económicos, o los de cerrojo de acción lineal, modelo Impulse, etc.).

Muy ergonómicos

Como he apuntado ya, todos los Savage 110 modernos, independientemente de la versión, poseen un diseño ideado y patentado para que sean ergonómicos y precisos.

FOTO 4 - Tanto la empuñadura como el puntal, cuya base es casi plana para que se pueda apoyar el rifle de forma estable, poseen superficies antideslizantes efectivas y agradables al tacto.

Son ergonómicos porque utilizan cajas muy bien dimensionadas, con superficies antideslizantes agradables y efectivas en la empuñadura y en el puntal, que, además, están diseñadas para que las pueda personalizar el cazador, en mayor o menor grado, dependiendo de la versión y precio de los rifles. Así, la longitud de las culatas sintéticas de las versiones más básicas y económicas (110 Hog Hunter y 110 Engage Hunter XP, por ejemplo) se puede modificar utilizando 4 espaciadores. Y las sintéticas de las demás versiones (de precio medio y más caras) están equipadas con cajas sintéticas con sistema AccuFit que permite que el usuario pueda personalizar la longitud de encare y la altura de la carrillera utilizando los cuatro espaciadores antes mencionados y cinco carrilleras diferentes (que se proporcionan con el rifle) y que permiten adaptarlo fácilmente (solo se necesita un destornillador) a las necesidades de encare de cualquier usuario.

FOTO 5 - Las culatas de las versiones más básicas solo se pueden ajustar en longitud mediante 4 espaciadores. La de la foto corresponde al rifle del paquete 110 Engage Hunter Xp.

Incluso los rifles 110 Classic, que están terminados en madera, se ofrecen con culata y carrillera ajustables.

Y precisos

Y, además de muy ergonómicos, son muy precisos, porque Savage Arms ha optimizado su diseño para conseguir que, utilizando cartuchos comerciales de buena calidad, cualquier 110 pueda agrupar en superficies Sub-MOA, independientemente del acabado y precio que tenga.

Así, utilizan cerrojos que presentan la particularidad de que su cabeza, diseñada para que abra y cierre a 90 grados, es flotante para que se autocentre durante el bloqueo y quede firmemente apoyada en el culote del cartucho (ver más características del cerrojo en apartado Especificaciones).

FOTO 6 - Otro punto fuerte de los Savage 110 modernos es su disparador AccuTrigger provisto de lengüeta de seguridad. No tiene recorrido, es ajustable y permite disparar con precisión.

El cañón está estriado con una técnica especial denominada Button Rifling y perfectamente flotado mediante un encame de aluminio que Savage denomina AccuStock, que son otras dos razones importantes que contribuyen a la precisión del rifle, aunque no son únicas.

Otra razón, la cuarta, tan importante o más que las anteriores, es que el cañón se fija al armazón mediante una tuerca que permite al fabricante ajustar con precisión el headspace –en castellano, cota de fijación o espacio de cabeza–, que es la distancia que existe entre el cierre y la zona de apoyo del cartucho en la recámara y que es una medida crucial porque, si la cota de fijación no es correcta, no se consigue una buena precisión.

Además, todos los 110 utilizan un disparador patentado (comercializado en 2002): el Accutrigger que permite disparar sin dar gatillazos porque prácticamente no tiene recorrido muerto y es regulable en peso por el usuario, además de muy seguro porque posee una lengüeta (AccuRelease) que impide que el rifle se dispare involuntariamente.

FOTO 7 - El cargador es desmontable. Tiene capacidad para 4 cartuchos estándar, 3 magnum o 2 WSM. Está hecho de polímero y metal.

Como muestra…

No les puedo demostrar lo ergonómicas que son las cajas de estos rifles, incluso la de los modelos más económicos, pero estoy seguro que cualquier lector que los conozca estaría de acuerdo en que lo son y no solo porque permiten personalizar el encare, sino porque están bien dimensionadas y son agradables al tacto. Y esto es importante y, evidentemente, es otra razón por la que los 110 agrupan tan bien, puesto que con una caja mal diseñada no se tira bien.

Pero sí puedo mostrarles con fotos cómo tiran independientemente de su precio o, mejor dicho, como he tirado yo, pues estoy seguro de que otro tirador más experto hubiera conseguido mejores resultados.

En concreto, con el Savage 110 más caro que he probado (el ultraligero 110 Ultralite calibre .308 Win., que solo pesa 2,66 kg, cuyo P.V.P. es de 2.468 euros) he logrado hacer agrupaciones Sub-MOA y MOA de cuatro disparos (un cargador) utilizando cartuchos de tiro Remington Premier Match.

FOTO 8 - Todos los Savage 110, incluso las versiones más básicas tiran tan bien que con un buen apoyo, un visor potente y cartuchos de buena calidad no es difícil hacer a 100 metros agrupaciones MOA y Sub-MOA.

Y con el más económico que he probado, un rifle .30-06 del paquete 110 Engage Hunter XP (*), que tiene un precio de 1.046 euros, agrupaciones Sub-MOA de tres tiros y MOA de cuatro tiros, en esta ocasión con cartuchos Remington Core-Lokt PSP de 150 grains.

Ambas pruebas se realizaron tirando con apoyo tipo bench-rest a 100 m utilizando visores Leupold potentes (VX-5HD 3-15x56 montado en el Ultralite y VX-3HD 4,5-14x50 en el rifle del paquete Engage Hunter XP, ya que no utilicé el visor de serie porque solo tiene 9x) y demostraron que los 110 son rifles muy precisos y que, independientemente de su precio, consiguen agrupaciones aptas para cazar a grandes distancias.

ESPECIFICACIONES COMUNES

Rifles Savage 110 para caza

TIPO DE ARMA: rifle de cerrojo sistema Mauser (muy) modificado.
CALIBRES DISPONIBLES: Numerosos, tanto estándar como magnum. Depende de la versión.
LONGITUD DEL CAÑÓN: 51, 56 y 61 cm. Depende del calibre y la versión.
LONGITUD TOTAL: 110 cm (con cañón de 56 cm).
PESO: 2,66 - 3,6 kg. Depende de la versión.

CARACTERÍSTICAS DESTACABLES: Cañón fabricado mediante la técnica de estriado button-rifling y perfectamente flotado mediante un encame de aluminio que Savage denomina AccuStock; la fijación del cañón con el armazón se realiza mediante tuerca para conseguir un headspace preciso. Armazón abierto –sin ventana de expulsión– protegido contra la corrosión. Cerrojo con apertura a 90 grados. Posee indicador de mecanismo de percusión montado que sobresale por detrás de la nuez, palanca terminada en forma de bola y cabeza flotante-autocentrante con expulsor activo y extractor. Normalmente el cuerpo es redondo, pero existen versiones con cerrojos acanalados.

Seguro manual ambidextro antideslizante y silencioso de tres posiciones: seguro con bloqueo del cerrojo; seguro sin bloqueo y fuego. Disparador regulable Accutrigger (*) provisto de pestaña de seguridad en la cola del disparador. Cargador desmontable con capacidad para 4 cartuchos de calibres estándar (3 magnum y 2 en calibres WSM) más 1 en recámara. Está hecho de metal y de polímero –base y elevador–.

Caja de madera o sintética terminada en múltiples acabados lisos o de camuflaje. Culata con cantonera flexible y empuñadura de pistola con superficies antideslizantes en los laterales. Puntal con base casi plana y superficies antideslizantes en los laterales. Dependiendo de la versión, las culatas sintéticas se pueden ajustar en longitud mediante cuatro espaciadores de cantonera de distintos tamaños o bien se pueden ajustar en longitud y también en altura mediante los 4 espaciadores y en altura con cinco carrilleras (sistema AccuFit). Culata de madera de la versión 110 Classic regulable en longitud y altura mediante botones.

P.V.P: depende de la versión. Oscila entre 938 euros (110 Hog Hunter) y 2.468 euros (110 Ultralite).