Nuevo Savage 110 Ultralite

Nuevo Savage 110 Ultralite

Introducido en 2020, el 110 Ultralite es uno de los rifles de cerrojo diseñados para cazar en montaña más ergonómicos y precisos del mercado. Solo pesa 2,66 kg y se puede adaptar fácilmente a la anatomía de cualquier usuario. Lo hemos probado en calibre .308 Winchester.

Texto y fotos: Juan Francisco París.

Hace unos días recibí procedente de Borchers, la empresa que, entre otros muchos productos, distribuye en España las armas norteamericanas Savage, un rifle nuevo a estrenar modelo 110 Ultralite, calibre .308 Win., y munición de tiro Remington. Lo recibí con las pegatinas de fábrica que lleva en su caja equipado con un visor Leupold VX-5HD 3-15x56, pero sin los espaciadores de culata ni las carrilleras que sirven para modificar fácilmente el L.O.P o longitud de encare y la altura de la culata, que es una de las características más destacables de este original ultraligero Savage.

Efectivamente, el Savage 110 Ultralite, al igual que otros modelos de rifles de esta veterana marca norteamericana, se comercializa equipado con una caja de polímero con sistema AccuFit que permite que el usuario pueda personalizar la longitud de encare y la altura de la carrillera utilizando cuatro espaciadores y cinco carrilleras diferentes que se proporcionan con el rifle y que permiten adaptarlo fácilmente —solo se necesita un destornillador— a las necesidades de encare de cualquier usuario.

FOTO 1 - La culata, sintética de color gris y negro, posee cantonera de goma y ‘picados’ antideslizantes en los laterales. Como indica la pegatina, es sistema AccuFit.

La caja del modelo protagonista es de color gris y negro. Posee culata con cantonera de goma blanda —mullida— de color negro, y empuñadura de pistola y puntal de base casi plana con superficies antideslizantes en los laterales que permiten usar el rifle con seguridad, incluso con las manos húmedas. Como se aprecia en las imágenes, se comercializa con dos pegatinas —en la culata y junto al disparador— en las que Savage resume las características más importantes del rifle que describiremos más adelante: el mencionado sistema AccuFit, que el cañón está flotado con AccuStock y el tipo de disparador. Además, la base del puntal va adornada con una tercera pegatina con la marca del arma.

FOTO 2 - El sistema AccuFit permite que el usuario pueda adaptar la longitud de la culata y la altura de la carrillera a sus necesidades de encare. Para ello se proporcionan cuatro espaciadores de culata y cinco carrilleras diferentes que se pueden instalar fácilmente, utilizando un destornillador.

FOTO 3 - El puntal es casi plano por su base –adornada con una pegatina del fabricante– para que se pueda apoyar de forma estable. En los laterales posee el mismo tipo de acabado antideslizante que la empuñadura.

Muy ligero y original

Para poder fabricar un rifle tan ligero como el 110 Ultralite, que solo pesa 2,66 kg —aproximadamente un kilo menos que los rifles modelo 110 con caja de madera, como el 110 Classic, por ejemplo; ver borchers.es— Savage ha dotado a este rifle con un cañón Proof Research de acero inoxidable envuelto en fibra de carbono que, según el fabricante, pesa un 64 por ciento menos que un cañón de acero de la misma longitud. Carece de miras, posee rosca para accesorios en la boca de fuego y por su diámetro —mide más de 23 mm en el centro y casi 20 mm en la boca de fuego— tiene aspecto de cañón pesado, pero es justo lo contrario: muy ligero.

Además, aprovechando que el armazón de los Savage 110 estándar es muy grueso, el fabricante ha eliminado todo el acero que ha podido mediante técnicas de fresado de los laterales, principalmente debajo de los puentes y a lo largo del costado derecho, por lo que el armazón del Ultralite tiene formas rectas con vaciados y no se le parece en nada al armazón redondeado de un Savage estándar.

FOTO 4 - Debajo de la anilla trasera del visor y en el costado izquierdo, se aprecian los fresados practicados en el armazón para disminuir su espesor con el fin de aligerar el peso.

Igualmente, ha sustituido el cerrojo original, de cuerpo cilíndrico, por otro que posee el cuerpo con ocho profundas estrías ennegrecidas que, junto con el aspecto esqueletizado y anguloso del armazón y la fibra de carbono del cañón, proporcionan a este modelo un aspecto muy original, por no decir único.

Cabe añadir que el cerrojo presenta la particularidad de que su cabeza, diseñada para que abra y cierre a 90 grados, es flotante para que se autocentre durante el bloqueo y quede firmemente apoyada en el culote del cartucho.

FOTO 5 - El original cerrojo con cabeza flotante autocentrante y cuerpo acanalado con ocho profundas estrías ennegrecidas. Se bloquea-desbloquea al rotar 90 grados.

Y también que, además de la caja, algunas piezas del rifle, como el arco del guardamonte, la base del cargador, etc., son de material sintético que, lógicamente, contribuyen a que el peso total con cañón de 56 cm sea de 2,66 kg.

FOTO 6 - Pese a que por aspecto y diámetro parece un cañón pesado, es muy ligero porque está hecho de acero recubierto de carbono. Carece de miras y posee rosca en la boca de fuego.

Y muy preciso

Pero el Savage 110 Ultralite no solo se caracteriza por ser un rifle con un acabado tan original que lo distingue de cualquier otro modelo del mercado. También y como sucede con todos los rifles modernos de esta marca, es muy preciso. Esto se debe a lo que hemos comentado sobre la cabeza flotante del cerrojo y también a la calidad del cañón —estriado mediante una técnica denominada Button Rifling— y a que está completamente flotado gracias a un encame de aluminio que se denomina AccuStock.

FOTO 7 - El cargador desmontable es de polímero y metal. Tiene capacidad para 4 cartuchos estándar —más 1 en recámara—.

Por otro lado, el cañón se fija al armazón mediante una tuerca que permite ajustar con precisión el headspace. En castellano, headspace se traduce por cota de fijación o espacio de cabeza y es la distancia que hay desde el cierre hasta la superficie —zona— de la recámara donde se apoya el cartucho. Pues bien, si la cota de fijación no es la correcta puede suceder desde que se rompa la vaina durante el disparo —lo que sería muy peligroso— a que no se pueda cerrar el arma pasando porque no se consiga una buena precisión, entre otros problemas, que Savage evita utilizado la citada tuerca para conseguir la cota de fijación necesaria en cada calibre.

Pero, además, desde hace años, los rifles Savage utilizan un disparador patentado con lengüeta de seguridad que se denomina Accutrigger, que permite disparar con mucha precisión debido a su corto recorrido y a que es regulable en peso entre 0,68 y 1,81 kg.

Cabe añadir que la regulación del disparador se consigue desmontando la caja y actuando sobre un tornillo —con una pequeña llave que se proporciona con el rifle— que hay a la izquierda del gatillo.

Y también que el Ultralite posee, además de la lengüeta del disparador, un seguro manual que es silencioso y ambidextro. Su mando, que está estriado, se ubica detrás de la acción y tiene tres posiciones: seguro con bloqueo del cerrojo, seguro sin bloqueo del cerrojo y posición de fuego marcada con un punto rojo.

FOTO 8 - La prueba de precisión se realizó a 100 metros tirando con apoyo de bench-rest. Se utilizó un visor Leupold VX-5HD 3-15x56 y cartuchos .308 Win. Remington Premier Match de 168 grains.

Pruebas

El aspecto del 110 Ultralite me llamó tanto la atención, que al día siguiente de recibir el rifle ya estaba en mi campo de tiro, el Club Deportivo Centro Madrid, dispuesto a probarlo con el disparador tal y como viene de fábrica con cartuchos Remington Premier Match de 168 grains en la galería de 100 m.

El primer tiro se fue a las nubes, unos 12-13 cm alto aunque impactó más o menos centrado, porque no me percaté de que la torreta balística del visor —Leupold CDS-CL2—, que a diferencia del rifle no era nuevo, la había regulado alguien para cazar a larga distancia y yo estaba disparando a 100 metros.

Una vez compensada la caída y una pequeña desviación hacia la izquierda, cambié de blanco e hice una primera agrupación de 4 tiros —un cargador— en un MOA entre centros. El testigo rojo que aparece en la foto equivale exactamente a un MOA —blanco 1—.

FOTO 9 - Blanco 1. Cuatro disparos —1 cargador— en 1 MOA.

En los primeros tiros de ajuste y en esta primera serie utilicé el cargador y noté que las puntas de las balas blindadas Remington rozan más que las de caza en la rampa de alimentación, por lo que se nota una pequeña retención al cerrarlo, pero la alimentación es positiva.

Me pareció pobre la agrupación y, tras subir dos click el punto de impacto, la repetí cargando manualmente los cartuchos que, si se colocan bien centrados sobre el cargador, entran con facilidad en la recámara al cerrar el obturador. En esta segunda ocasión, el rifle hizo una agrupación Sub-MOA de 4 tiros que se tapan con una moneda de 1 euro —que tiene un diámetro de 23,25 mm— pero pienso que aún no es representativa de lo bien que tira este modelo porque el estriado del cañón es 1:10" y he comprobado con mi rifle de tiro, que tiene el mismo paso de estrías y es también un .308 Win que agrupa mejor con proyectiles de 180 grains o más pesados.

FOTO 10 - Blanco final. Parecen tres, pero son 4 impactos Sub-MOA –hay dos solapados que forman un único agujero en la parte superior izquierda del parche de color blanco–. La agrupación se tapa con la moneda de 1 euro, que mide 23,25 mm de diámetro. El Savage 110 Ultralite, además de muy ligero, es muy preciso.

En suma, un rifle con un peso adecuado para cazar en terrenos complicados que se puede adaptar a las necesidades de encare de cualquier cazador y que es capaz de agrupar en menos de 1 MOA. Con otra edad —hoy me lo pienso hasta para subirme a una silla— no me hubiera importado utilizarlo para recechar en la montaña.