LEUPOLD VX-3i 4,5-14X50 Side Focus CDS-ZL Duplex. Construido para recechar.

LEUPOLD VX-3i 4,5-14X50 Side Focus CDS-ZL Duplex. Construido para recechar.

Analizamos en nuestro BLOG otro miembro de la familia de visores LEUPOLD que se adapta a la perfección a la modalidad de recechos, el LEUPOLD VX-3i 4,5-14X50 Side Focus CDS-ZL Duplex. Aparecido en el 2018, se sitúa en el segmento medio de precio del mercado, pero con unas prestaciones superiores a la mayoría de su competencia. Lo veremos más en detalle en su correspondiente apartado, pero si por algo estaca este visor, es por su asombroso tratamiento de la luz crepuscular. Unos momentos del día donde muchas piezas de caza ofrecen una visibilidad complicada para ser abatidas.

Se trata de un visor para operar en los recechos más extremos por su amplia magnificación y que por este mismo motivo, está dotado de control para el paralaje. Además, tiene una retícula Duplex, una variante de la afamada German #4 que es muy del gusto de los cazadores españoles. Un modelo en definitiva muy atractivo, por estas y otras características que a continuación desgranaremos.

Características estructurales y ergonomía

Si por algo destacan los visores LEUPOLD es por su robustez, se trata de auténticos “tanques” capaces de resistir el trato más duro y las condiciones climatológicas más exigentes. Todos los modelos de LEUPOLD son sometidos a una prueba de resistencia extrema en una máquina denominada “the punisher”. Esta es una máquina de simulación del retroceso exclusiva de LEUPOLD, que somete a 5.000 impactos a cada modelo. Cada impacto tiene una fuerza de tres veces el retroceso de un rifle del calibre .308 Win.

LEUPOLD VX-3i 4,5-14X50 Side Focus CDS-ZL Duplex Tortura

FOTO 1 - Los LEUPOLD siempre salen victoriosos de las pruebas más extremas

Es por tanto fácil entender el porqué los visores LEUPOLD son de los que menos necesitan del servicio técnico. En cuanto a su construcción, esta es en aluminio aeronáutico 6061-T6 con un tubo de 30 mm y un grosor de pared superior a lo que acostumbran los fabricantes europeos, lo que le proporciona una carcasa muy resistente. En cuanto al acabado este es en negro mate, muy del gusto táctico y que combina elegantemente con el anillo dorado, símbolo identificativo de la marca. Si observamos la silueta de este visor, tiene la característica forma de tubo corto frontal y tubo trasero largo de esta marca.

LEUPOLD VX-3i 4,5-14X50 Side Focus CDS-ZL Duplex Estructura

FOTO 2 - Estructuralmente es uno de los visores más robustos del mercado

Toda esta robustez no está reñida con su tradicional ligereza, gracias a su conocida economía de lentes, su peso es de tan solo 766 g y su longitud de 350 mm. Un visor muy adecuado por tanto para portar en un rececho, donde el tamaño y cada gramo se hace notar. También es 100% impermeable y resistente al empañamiento, algo que logra mediante el uso de gases internos avanzados y métodos de sellado que resisten temperaturas extremas.

En cuanto a la ergonomía esta es la habitual que encontramos en el resto de visores LEUPOLD, un tacto de los controles muy equilibrado entre manejo y fijación de la selección. A ello ayuda el moleteado de las torretas y anillos, que sin ser excesivamente agresivos permiten una operativa segura de todos ellos. Además, su buen alivio ocular, que se mueve entre los 91 mm a 112 mm según magnificación y su buen “eyebox”, permiten una fácil y rápida adquisición del objetivo, despreocupándonos totalmente del nivel de retroceso del arma.

El ajuste de dioptrías responde a un formato clásico, en el que se mueve todo el ocular, algo más laborioso que el uso de un control en copa, pero dado que es una operación que se realiza pocas veces no resulta un problema. Es uno de los aspectos menores, donde se han recortado características en favor del precio del visor.

Óptica

Nos referíamos en la introducción a su calidad óptica en las horas de luz más difíciles del día, gracias a su sistema patentado Twilight Max Light Management. Este sistema de recubrimiento mejora la transmisión de la luz en todo el espectro de colores, con especial énfasis en las luces azules y rojas, haciendo que sean más visibles para los ojos. Dos colores especialmente importantes, a la hora de ayudar a los cazadores a tener una mejor experiencia visual en el crepúsculo. Complementándolo con una gran capacidad en la reducción del deslumbramiento.

LEUPOLD VX-3i 4,5-14X50 Side Focus CDS-ZL Twilight Max Light Managementx

FOTO 3 - El sistema Twilight Max Light Management gestiona la luz con éxito bajo cualquier circunstancia

Toda esta tecnología y tratamientos se complementa con un diámetro de objetivo de 50 mm que permite una gran cantidad de luz. Posibilitando más minutos de caza en esas dos franjas de tiempo en las que muchos animales son especialmente activos. LEUPOLD habla de 30 minutos más de caza al amanecer o al anochecer.

LEUPOLD VX-3i 4,5-14X50 Side Focus CDS-ZL Duplex Objetivo

FOTO 4 - El diámetro del objetivo de 50 mm garantiza una extraordinaria entrada de luz

Para una mejor visibilidad a través del vidrio, LEUPOLD ha incorporado lentes de borde ennegrecido que reducen la difusión y el deslumbramiento para que haya una mejora en el contraste y la resolución de la lente. Los visores LEUPOLD VX-3i 4,5 14 × 50 vienen con un recubrimiento exterior de las lentes asistido por iones conocido como DiamondCoat 2. Este tratamiento cumple con los estándares militares extremos, en cuanto a resistencia a los rayones y protección, proporcionando adicionalmente una mayor transmisión de luz. Esta función también ayuda a conseguir imágenes más brillantes, claras y con más contraste, pensado para lidiar con las condiciones de luz más cambiantes y extremas.

Magnificación y campo de visión

Teniendo en cuenta la vocación de este visor, es lógico que tenga un alto rango máximo de aumentos, que en este caso le permiten abatir presas hasta las 1.100 m. Siempre y cuando contemos con el arma y cartucho adecuados, aunque seguramente, la distancia máxima más cómoda para este visor y para un animal de tamaño medio sean los 600 – 700 m.

LEUPOLD VX-3i 4,5-14X50 Side Focus CDS-ZL Duplex Magnificación

FOTO 5 - La magnificación de 4,5-14x proporciona una buena cobertura para la media y larga distancia

Las ópticas para recechar son de aumentos variables, ya que en los aumentos más bajos deben proporcionar el campo de visión suficiente para localizar la presa en la distancia. En este modelo el campo de visión a 100 m es de 6,64 m a 4,5x y de 2,48 m a 14x. Unos valores aceptables, teniendo en cuenta que vamos a disparar a presas estáticas y el ratio de magnificación de este visor es de 3X. Este factor de multiplicación reducido, permite un precio ajustado en el visor.

Torretas y mecánica

Muchos modelos de visores LEUPOLD se les ha incorporado torretas de elevación personalizadas, llamadas Custom Dial System o CDS. Este control de elevación especializado ayuda a los cazadores y tiradores de larga distancia, a seleccionar la elevación mediante distancias serigrafiadas en el cuello de la torreta. Distancias personalizadas, de acuerdo a una información balística específica, donde se tiene en cuenta las características del arma, munición y condiciones ambientales. Para poder tener una de estas torretas con distancias a medida, hay que solicitarla a la armería a la hora de comprar el visor o posteriormente.

La torreta es en MOAs, con una variación de ¼ MOA por clic, es decir que cada clic representa una variación en altura a 100 m de 7,25 mm. En cuanto al rango máximo de corrección de altura y deriva son 110 MOAs (32 MILs). Teniendo un límite de ajuste de corrección de 14,5 MOAs tanto en torreta de elevación como deriva. El sistema de bloqueo de torreta ZeroLock® elimina el movimiento accidental del control de elevación, mediante un botón escamoteable.

LEUPOLD VX-3i 4,5-14X50 Side Focus CDS-ZL Duplex Torretas

FOTO 6 - La torreta de deriva es la tradicional de caza cubierta por una tapa

Con respecto a la puesta a cero, esta es sumamente sencilla, basta seleccionar la puesta a cero deseada, aflojar los dos tornillos en la tapa que mantienen sujeta la torreta de elevación y recolocar la torreta en el nuevo cero. El sistema ZeroStop crea un tope cuando el dial vuelve a cero, para que no gire accidentalmente el dial una revolución completa en la dirección incorrecta.

La torreta de ajuste de paralaje se encuentra en el lado izquierdo del visor. Este control es de tipo reostato y muy fácil de operar, sin posiciones predeterminadas. Es un dial que está marcado con una escala de segmentos blancos incrementales, que parte de las 75 yardas hasta el símbolo de infinito. Señalar que LEUPOLD considera los 14x el máximo de aumentos sin necesidad de corrección del paralaje, aunque en este modelo en aras de una mayor precisión ha incluido dicha torreta.

LEUPOLD VX-3i 4,5-14X50 Side Focus CDS-ZL Duplex Paralaje

FOTO 7 - El control de paralaje es de tipo reostato

En cuanto a la mecánica, lo habitual en esta firma, es de tipo metálico y es sumamente precisa, con lo que aseguramos la repetibilidad del tiro. Esta es una característica crítica en lances a larga distancia. Pudimos chequear la mecánica mediante una diana calibrada en MOAs.

Retícula

La retícula es muy del gusto de los cazadores españoles, denominada DUPLEX e inventada por LEUPOLD en 1962, es una variante de la popular German #4 en segundo plano focal (SFP). Las ventajas de este diseño y derivados, está en su simplicidad y en la combinación de crucetas extremadamente finas y nítidas con el empleo de los gruesos postes periféricos. Estos últimos, proporcionan una rápida identificación del punto de impacto en fondos confusos u oscuros, habituales en los lances de la caza a rececho. Una ayuda más para esos momentos crepusculares a los que nos hemos referido anteriormente.

LEUPOLD VX-3i 4,5-14X50 Side Focus CDS-ZL Duplex Retícula Ciervo

FOTO 8 - La retícula DUPLEX es un diseño inspirado en la popular German #4

RESUMEN

El LEUPOD VX-3i 4,5-14X50 Side Focus CDS-ZL Duplex es un visor excelente para realizar disparos en la media y larga distancia. Su principal valor es su gestión de la luz, superior a la de otros visores en su segmento de precio. Una óptica que nos permite más minutos de caza en las horas críticas, donde se mueven presas como pueden ser los corzos. Pero es que, además, la calidad de la imagen permanece clara incluso en casos de condiciones soleadas o con mucho deslumbramiento. Todo ello rematado con una robustez inusitada y una garantía de 30 años.