Sala de Prensa ::|:

LINTERNAS LEDWAVE, OPCIÓN PROFESIONAL

Hace ya unos años que se inició un intenso y efectivo proceso de renovación del equipamiento que dota a los agentes, ya sean estos uniformados o no. El mercado ofrece ahora una serie de tecnologías, algunas de ellas especialmente novedosas, que han permitido poner a punto gamas de productos que aúnan prestaciones, calidad y un precio especialmente interesante. Es el caso de la gama de linternas que les presentamos en estas páginas, las LEDWAVE. Es una línea novedosa que distribuye en nuestro país la firma Borchers.

Contra lo que cabría prever en una primera instancia, y menos si analizamos las cajas con las que se suministran -con todo tipo de indicaciones en inglés-, el producto en cuestión lleva el sello "made in Spain", un detalle que determinados colectivos de posibles usuarios pueden ver como favorable a la hora de su compra. En el Polígono Industrial "Els Garrofers", de la localidad costera catalana de Vilassar de Mar (Barcelona), se encuentra la planta desde la que, por parte de OMBU Comercial Distribuidora S.A., se diseñan, fabrican y comercializan estos productos, distribuyéndolos al mercado interior español y a otros muchos -Alemania, Francia, Inglaterra, Italia, Canadá, Rusia,…- más allá de nuestras fronteras. Sobre sus usuarios, señalar que, además de numerosas unidades de "comandos" europeos y de Oriente Medio, han sido seleccionadas por la Policía Metropolitana de Londres, la Policía del Estado Bávaro, diversos SEK (Spezialeinsatzkommando) germanos -el nombre que se les da allí a los grupos de asalto policial de los "land"-, la Policía de Tráfico de Holanda o, por citar sólo algunas, la Policía de la ciudad belga de Gante.

Calidad y eficacia

A través de la página web www.ledwave.eu podemos tener acceso a la gama de productos que se ofrecen por parte de la firma OMBU. La misma, fundada por Juan Galey hace ya treinta y cinco años, lideró, ya hace unos años y de mano de su hijo, un proceso de transformación en el que se tomaron en cuenta los avances que se comenzaban a introducir en el sector, sobre todo el reemplazo en los bulbos de las lámparas incandescentes por diodos emisores de luz (LED, Light Emiting Diode). También, apostaron por las micro lámparas de alta presión de Xenón. Ambas tecnologías han revolucionado el sector de las linternas, al ofrecer focos más potentes y nítidos que, como contrapartida, requieren menos energía y hacen que las pilas tengan una duración mucho mayor que la que se obtenía con diseños anteriores.

En esa búsqueda de novedad y tecnología, están apostando por una serie de productos que se unen ahora a su extensa gama, ampliándola y cubriendo mejor el espectro de posibles clientes.

En general, se trata de linternas en las que encontramos una serie de detalles que las sitúan entre las mejores opciones disponibles de su segmento. Incorporan:

• LED's de segunda generación que, siendo entre quince o veinte veces más eficientes que las lámparas incandescentes, tienen un rendimiento mucho mejor y ofrecen unas prestaciones notables en lo que a intensidad de luz en su foco se refiere. La brillantez del mismo se mide en lumen y estos modelos generan, en función de las prestaciones de cada uno, unos niveles de potencia especialmente interesantes. Son óptimos, porque su duración es casi ilimitada -se estima un uso normal de unas cien mil horas-, para iluminar a distancias de hasta cien metros y cuando el uso es estándar. Cuando se necesita un mayor alcance se puede recurrir a la tecnología de reflectores de Xenón o a las bombillas HID, aunque tardan unos segundos en alcanzar su máxima potencia.

• Baterías de Litio CR123A -las pilas- de alta capacidad de almacenamiento de energía, lo que permite que su vida efectiva sea de diez años, asegurando así que podrán proporcionar luz cuando se las requiera. Determinados modelos las incorporan recargables y de iones de litio, economizando en aquellos ámbitos donde el uso sea intenso y constante.

• Cristales de los bulbos con un tratamiento, o templado, que los hacen especialmente resistentes frente a impactos accidentales. Asimismo, soportan especialmente mejor que el policarbonato las altas temperaturas que se producen después de un uso prolongado.

• Precio ajustado y disponibilidad inmediata, a través de diferentes canales de distribución -como la firma Borchers-, de los distintos modelos y de su positiva gama de complementos.

• Resistencia a la humedad ambiental y a las inclemencias atmosféricas -características "weatherproof"- gracias a unas juntas tóricas situadas en aquellos puntos de unión de los elementos móviles o separables.

• Posibilidad de seleccionar modelos que generan un haz de color, lo que las hace más acordes con determinados usos y aplicaciones, eliminado así la necesidad de los filtros clásicos. Para seguir rastros de sangre se emplean las de color azul que operan en una longitud de onda muy precisa; otras, de luz roja, mejoran la visión nocturna del ojo humano, lo que las hace especialmente útiles para rastreos nocturnos; las de color verde son polivalentes pues amplían la capacidad de ver por la noche, ayudan a intensificar los contrastes y son invisibles para los animales.

• Dos años de garantía desde la fecha de compra, periodo que no afecta a la batería ni al módulo de luz.

Gama variada

Hemos tenido la oportunidad de manipular y comprobar las cualidades generales de algunos de los productos más recientes de la gama LEDWAVE y nos vamos a hacer eco de nuestras impresiones.

Una ha sido la PEL-6. Clásica en sus formas, cuenta con modo de iluminación continuo y opción estroboscópica. Ergonómicamente es positiva la concepción de su parte trasera, pues con una mano puede manipularse bien -dos dedos se afianzan fácilmente en cuatro elongaciones concebidas para ello- y encenderse o apagarse recurriendo a la zona palmar más próxima al dedo pulgar, solución útil y acertada. Un elemento rotatorio, de concepción eficiente y de suave activación, facilita el que el usuario pueda seleccionar entre un pulso momentáneo, uno continuado o una serie de pulsos consecutivos.

Se presenta en un estuche de material plástico y se acompaña de un accesorio que, fijado a la corriente normal o a un encendedor de un vehículo, facilita la recarga de sus baterías con cierta rapidez, un detalle que puede ser conveniente a distintos grupos de usuarios. Tiene una concepción similar a otros modelos que gozan de una buena reputación pero su precio es mucho más interesante, lo que hace que su posible compra sea de lo más interesante para diversos colectivos. Por su tamaño, acabado y prestaciones generales podemos apuntar que es una de esas opciones que aglutina detalles propios que suponen un "plus" que marca la diferencia con la mayoría.

Una segunda propuesta es la MTL "Defenser-1". Se trata de una de las novedades para el año 2010. Tiene un tamaño adecuado para su uso policial o militar, o para un empleo general. Incorpora un potente foco capaz de generar un máximo de 118 lumen, pues es regulable en intensidad de forma que el usuario lo puede variar para adaptarlo a las necesidades de cada momento.

En cuanto a sus prestaciones, y recurriendo a un sistema de control digital que tiene una posición de apagado total del sistema para evitar que se encienda accidentalmente, puede ofrecer distintas intensidades. Una genera el 25% de su capacidad, otra que el 50% y una tercera el 100%. Por si ello no fuese poco, incorpora la opción estroboscópica que genera brillantes pulsos o destellos causando un efecto incapacitante y desorientador sobre aquel en el que se concentra su haz. El control del encendido y apagado se realiza por un pulsador trasero, lo que facilita su manipulación llevándola junto a un arma corta que, aplicando la técnica de tiro correspondiente, se encararía hacia el mismo lugar donde apunte.

Su acabado exterior es gris oscuro y las formas del cuerpo, el que acoge en su interior las baterías, facilitan el agarre con la mano. Tiene un fino picado que ayuda en ese sentido. En los extremos se han dispuesto elementos que inhiben de que ruede, lo que se agradece. En la parte trasera del bulbo tiene un pequeño LED verde que indica el encendido, un detalle que a algunos puede llamar la atención. También, pero de forma positiva, lo hará la doble junta tórica que fija al cuerpo el elemento trasero que actúa para encender y apagar la linterna. Su parte delantera, con pequeñas curvas en su contorno, podría ser usada como elemento contundente en el caso de que tenga que romperse un vidrio en una acción de localización o detención dinámica.

En un estuche similar se presenta la XP- 1R "Trooper II", diseño especialmente potente pues genera casi 120 lumen. No es más grande que otras de las que aquí describimos, aunque sus formas pueden no ser las más aptas para manos pequeñas al carecer de elementos antideslizantes en buena parte de su superficie. El pulsador trasero permite pasar del modo de iluminación constante al de ráfagas de una forma sencilla pero funcional, sin ninguna manipulación adicional, lo que algunos agradecerán. Es del tipo recargable y sus baterías tienen capacidad para unos quinientos ciclos de recarga. Nos llamó la atención que no se acompañaba del accesorio que facilita la recarga de las anteriores, aunque sí del transformador para casa o del adaptador para acoplarlo en los vehículos. No es necesario usarlo, pues en la parte central del cuerpo de la linterna se ha dispuesto un elemento que gira y que permite acceder a un conector específico, haciendo que dar más energía a las baterías se convierta en una opción más sencilla, rápida y funcional.

También es interesante, sobre todo para determinados colectivos, el potencial que ofrece el modelo TL-1 "Tracking Light". Su foco, que genera una luz azul, es de 75 lumen pero su LED opera a una frecuencia de 480 nanómetros, lo que la hace especialmente útil para localizar rastros de sangre o para las investigaciones de grupos de forenses policiales. Sólo consume 3 vatios, tiene un peso de ciento veinte gramos y mide trece cm, lo que hace más cómodo su transporte y favorece la portabilidad en todo tipo de situaciones. Cuenta con una pequeña pinza lateral para acoplarla a un cinturón o a aquel lugar del equipo personal que se crea más conveniente.

Una funcionalidad distinta la tiene la linterna "Raptor". Se trata de una opción especialmente concebida para el entorno militar, pero que, por sus cualidades generales, tiene también aplicaciones en otros. Genera 85 lumen y sólo consume 3,5 vatios, lo que asegura una óptima duración de sus baterías, unas dos horas. Su concepción general es bien distinta de otras y apuesta por la sencillez y funcionalidad. En el primer aspecto, reseñar que es muy fácil pasar del modo de reposo al de emisión, ya sea esta continua estroboscópica. Si se aprieta una vez el pulsador se consigue el haz, y si se mantiene apretado, y de forma casi instantánea, se generan los pulsos desorientadores, por lo que la transición de uno a otro es especialmente rápida y sencilla, lo que agradecerán los usuarios. De la misma forma encontrarán positivo un anillo de goma situado en la parte central del cuerpo, para afianzarla mejor en determinadas posiciones de uso táctico, sobre todo en aquellas en las que se manipula la linterna de forma paralela a la que se apunta.

Todos los modelos anteriores, que se acompañan de baterías y de un manual que explica como extraer de ellas todas las posibilidades de que son capaces, son parte de una gama que comprende una veintena de opciones bien diseñadas y eficaces. Las hay para distintos usos e incluso algunas, como los módulos T-2000 y T-3000 pensadas para ser fijadas en los raíles de la parte delantera de los armazones de armas cortas o en acoplamientos tipo Picatinny de fusiles, escopetas o subfusiles. Entre las que ya están disponibles está la novedosa HID "Predator" que puede considerarse como la linterna de mano más potente del mundo. Genera 1.274 lumen y es de aplicación de distintas situaciones, especialmente aquellas en las que se requiera una gran cantidad de luz, pudiendo iluminar objetivos a unos trescientos metros. Pesa bastante más que aquellas que hemos descrito y su longitud es de veintidós cm.

Producto certificado

Respecto de las linternas que hemos reseñado en estas páginas, y de otros modelos que completan la gama, desde LEDWAVE, y a través de su página web, informan de que han sido sometidas a una serie de pruebas de validación especialmente exigentes, algunas realizadas por instituciones públicas de reconocida solvencia y acompañadas de las correspondientes certificaciones, dejando así constancia documental de la realidad.

Buscando asegurar la fiabilidad pretendida, su gama ha sido sometida a una serie de ensayos que buscan evaluar los parámetros relativos a lo que son las emisiones de radiación o las descargas electrostáticas, comprobando que ambos datos se encuentren dentro de los que establece la normativa. Han validado que sean inmunes a los campos electromagnéticos y a los campos magnéticos de baja frecuencia. En general, y en relación con esas pruebas, los ensayos han comprendido verificaciones de lo que son las "FCC rules" -CFR 45 part 15; 2'004, subpart B - Directive 2004/108/EC- y de las normas UNE -documentos elaborados por AENOR (Asociación Española de Normalización y Certificación) que contienen especificaciones técnicas para un producto o actividad- EN 61006-2 de 2006 y EN 61000-6-3 de 2007.

Junto a ellas, se las ha validado siguiendo los exigentes estándares militares, los que comprenden las normas MIL-STD 416-E y 810F. En términos genéricos, ambas sirven para examinar la resistencia de las linternas ante distintos parámetros. La primera se refiere a las emisiones que puede generar y a comprobaciones sobre interferencias con determinadas frecuencias. La segunda pretende asegurar los niveles de resistencia. Comprende una serie de ensayos físicos: una hora en una cámara a temperatura de ochenta grados centígrados; seis horas en cámara a una temperatura de menos veinte grados centígrados; cambio brusco de temperatura entre los rangos anteriores; inmersión en agua a una profundidad de un metro durante dos horas; al final de cada una de ellas, se corrobora, con las correspondientes pruebas, que el producto sigue siendo funcional y que el esfuerzo al que ha sido sometido no le ha afectado en lo más mínimo.

También se las ha sometido a la prueba MIL-STAD-810F por la que deben soportar una serie de vibraciones durante una hora, con movimientos en tres ejes.

En cuanto a lo que son las prestaciones de sus focos, los conocidos lumen, pueden corroborarse los datos en distintos informes de la compañía LGAI Technological Center S.A. que están accesibles a través de su página web. En los mismos, curiosamente redactados en inglés -seguramente se busca así satisfacer un mayor espectro internacional de potenciales clientes- y auspiciados por los laboratorios de Applus, se dan distintos datos sobre determinados productos evaluados y de los resultados reales que estos han generado. Se informa de los parámetros en los que se han realizado las pruebas y se ofrecen tablas y diagramas con detalles muy concretos de las prestaciones, facilitando que sean entendidos y conocidos tanto por el neófito como por el profesional.

Una buena opción

Tomando en consideración lo señalado en estas páginas, y el precio que tienen en nuestro mercado los productos que comprende la gama de linternas LEDWAVE, podemos señalar que son una opción que muchos pueden tomar en cuenta a la hora de decantarse por un sistema de iluminación de la más moderna tecnología. Los diseños que hemos probado son potentes y su diseño es bueno, acorde con lo que de ellos se demandará. Unas opciones son más avanzadas que otras, buscando que aquellos que requieren un producto menos generalista puedan encontrarlo entre los que ellos ofrecen. Por lo expuesto, señalar que pueden ser especialmente eficaces y rentables en manos de profesionales o de determinados colectivos de aficionados que buscan linternas con prestaciones bien distintas de las gamas más sencillas y menos elaboradas.

artículo << Descarga el artículo completo

Autor: Octavio Díez Cámara - usecnetwork international magazine
Fecha de publicación: 04/11/2010