Sala de Prensa ::|:

S&W M&P 9mm Para. 500 tiros de prueba

En ARMAS 288 publicamos un amplio artículo dedicado a este nuevo modelo de la marca norteamericana. Entonces empleamos un ejemplar en calibre .40 S&W, pues éstos fueron los primeros que se fabricaron y distribuyeron, aunque ya les anticipábamos que cuando dispusiéramos de un arma para el 9 mm Para. volveríamos a comentar ciertas impresiones sobre ella.
Dicho y hecho, esa Military and Police de S&W ha pasado por nuestras manos, y por ella nada menos que medio millar de tiros para que pudiéramos hacernos una idea más completa sobre su funcionamiento y prestaciones.
¿Le apetece acompañarnos al polígono de tiro?

Por tanto, estando tan reciente ese trabajo, creo que no tiene mucho sentido que repitamos los datos, fechas y demás comentarios que vertimos sobre los orígenes y mecánica de este arma, aunque sí tracemos en ciertos párrafos algunos de sus rasgos y características más significativas en atención a quienes no tuvieran ocasión de ver ese anterior artículo.
En todo caso, lo que sí entiendo es preciso recalcar es que nos encontramos ante un innegable y nuevo éxito de la marca norteamericana, y hay que reconocer que ha tenido muchos a lo largo de su dilatada historia, pues las noticias que nos llegan sobre la difusión de esta pistola en el mercado americano, que además es el más importante del mundo, dejan bien a las claras que, esta vez sí, Smith and Wesson “ha dado en el clavo”.

Más allá del diseño y la mecánica
Creo también que podría redactarse un interesante comentario ahondando en los motivos que han influido en que esta nueva semiautomática esté cosechando tan envidiable situación. En primer lugar, habría que tener en cuenta los muchos puntos que a su favor representan los evidentes factores mecánicos y de diseño que le permiten poder presentarse como una de las armas más ergonómica y tecnológicamente avanzadas de cuantas hoy se producen, en la que se han tenido en cuenta todos los considerandos conocidos para acercarla lo más posible a la perfección, aunque, como es lógico, los modelos que se van sucediendo a lo largo del tiempo cuentan con la ventaja de conocer las virtudes y carencias de todos sus antecesores en el mercado, dependiendo de la habilidad, conocimiento y hasta fortuna de sus creadores para ganarse un puesto en esta competida industria. Pero, bajo cualquier punto de vista hay que reconocer que S&W ha sabido, y podido, hacerlo muy bien.

Otro detalle de gran importancia, sobre todo en un país donde la oferta es “total” y las posibilidades de compra para millones de potenciales clientes no admiten comparación, era el precio.
La fábrica de Springfield ofrece un gran número de armas cortas desde su catálogo, más que ninguna otra marca en el mundo. Sin duda todos los modelos, en mayor o menor medida, tienen su importancia para mantener y acrecentar el activo de los accionistas de esa empresa, pero no se puede negar que en los últimos años son las pistolas, y más concretamente las que incorporan una serie de características que las definen como “de última generación” –plásticos incluidos–, las que salvo muy raras excepciones marcan el ritmo y el compás que hacen bailar las cifras en los libros del debe y haber de las fábricas, aunque hoy ya deberíamos establecer el símil desde las grabaciones en Mp3 y los Ipod.

artículo << Descarga el artículo completo

Autor: Luis Pérez de León (Revista ARMAS)
Fecha de publicación: 22/03/2007